Temas

Feriados

Gobierno Nacional

Tradiciones

Fiestas populares


Miles disfrutaron en Latacunga del colorido y alegría de la Mama Negra

La alegría se desbordaba en los cientos de espectadores que llegaron ayer de diferentes rincones del país a la comparsa de la Mama Negra, evento festivo declarado hace once años Patrimonio Cultural Inmaterial del Ecuador.

Como en ocasiones anteriores, el personaje de la Mama Negra encabezó un colorido recorrido por las calles de Latacunga, pero ahora de sur a norte, de acuerdo con la ruta establecida.

Las bandas de pueblo entonaron canciones nacionales que alegraban a los asistentes, los animaban, algunos comenzaron a bailar, mientras los capariches (barrenderos) del Municipio de Latacunga pasaban por las vías adoquinadas.

“Porque van limpiando las calles para que pasen las autoridades”, mencionó Carlos Noroña, secretario general del Sindicato de Trabajadores del Municipio latacungueño.

Sesenta y cinco comparsas formaron parte del desfile en representación de instituciones públicas y privadas, así como de organizaciones que fueron “jochadas” por el prioste mayor que es el alcalde de Latacunga, Patricio Sánchez, así como por los personajes principales: la Mama Negra, Ángel Rocha; Ángel de la Estrella, Esteban Naranjo; Rey Moro, Jorge Rosero, Abanderado, Fabricio Tinajero, y Capitán, Rodrigo Agama.

También estaba el ashanguero (marido de la Mama Negra), quien hacía un gran esfuerzo para llevar sobre la espalda más de tres quintales de comida, entre la que sobresalían un puerco (cerdo), algunas gallinas y botellas de licor. “Son para dar de comer a los esclavos”, manifestó Patricio Chávez, quien hace de este personaje, según argumentó, por devoción.

Rocha remarcó que la tradición está ligada a la religiosidad, por la devoción a la Virgen de la Merced.

Además estaban los guacos, que junto con los chamanes eran los encargados de hacer la limpia a la gente que escogían de entre los asistentes; los de tez morena hacían de loeros, que luego de brindar un sorbo de licor al público lo animaba a gritar ¡Viva Latacunga! ¡Viva la Mama Negra! Este respondía a todo pulmón: ¡Que viva!

En esta fiesta no podían faltar las guarichas (hombres vestidos de mujeres), los cholos y las cholas, que llevan ofrendas y velas. Además, cada delegación estaba acompañada de comparsas que vestían atuendos de los pueblos ancestrales, en especial de la serranía.

Patricio Quevedo, secretario del Comité Permanente de la Mama Negra, recordó que este festejo representaba la veneración que tienen los latacungueños a la Virgen de la Merced, por la protección ante fenómenos naturales como la erupción del volcán Cotopaxi, a la que se unen cientos de personas de otras latitudes, no solo del Ecuador, sino de fuera de los linderos patrios. (I)

Es el más alto honor que puede tener un ciudadano latacungueño, que siendo la Mama Negra ciudadana desde el año 1963 me hayan escogido y designado para representar al personaje principal de esta comparsa”.
Ángel Rocha,
Mama Negra

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: