Los datos clave para entender el 'Caso Petrobras'

Miércoles, 16 de Marzo, 2016 - 14h08
16 Mar 2016

La operación anticorrupción "Lavado de autos" (Lava Jato) en Brasil reveló el esquema que, según las autoridades judiciales, armaron los directivos de Petrobras, empresas contratistas y especialistas en lavar dinero para amañar licitaciones, pagar sobreprecios y desviar fondos millonarios -en muchos casos al extranjero- por unos 4.000 millones de dólares durante 10 años.

Se estima que el esquema de corrupción y sobornos a altos cargos de la empresa entre 2004 y 2012 desvió aproximadamente 10.000 millones de reales (casi 2.800 millones de dólares).

¿Qué es Petrobras?

Es la mayor empresa de Brasil y la mayor empresa estatal de Latinoamérica. Fundada en 1953, emplea a 87.000 personas y produce dos millones y medio de barriles de crudo al día. En 2010 valía 380.000 millones de reales. Hoy vale 125.000 millones.

Comienza la investigación

La Operación Lava Jato se develó en marzo de 2014, con la detención de 24 personas en varios estados de Brasil, pero había comenzado en julio de 2013, cuando la Policía Federal de Curitiba (Paraná) descubrió una red de lavado de dinero de tamaño mediano que operaba desde Brasilia y Sao Paulo. Tras meses de investigación, el hilo acabó llevándoles de vuelta al estado de Paraná, donde vivía el cambista Alberto Youseff, experto en blanqueo de dinero y un personaje fundamental en el engranaje descubierto. Tras su detención en marzo, llegó a un acuerdo de delación premiada (reducción de condena) con la Policía: sus testimonios y los de otro ‘colaborador’ con la Justicia, Paulo Roberto Costa, exdirector de Abastecimiento de Petrobras, hicieron explotar el caso.

Lea también: Sergio Moro, el juez de Petrobras, decidirá si Lula da Silva va a prisión

¿Quiénes son los acusados?

La Fiscalía ha iniciado en total 279 procedimientos, que implican investigaciones sobre 150 personas y 232 empresas. Una de las condenas más notorias fue la de Marcelo Odebrecht, el nieto de 47 años del fundador de la compañía que en las últimas décadas se convirtió en sinónimo de grandes proyectos públicos en América Latina.

En marzo del 2015, las autoridades de justicia citaron a 54 políticos nombrados en las declaraciones de otros acusados o testigos como implicados en el gran escándalo de corrupción del caso Petrobras. Además, hay algunos de los principales empresarios constructores del país, líderes de un ‘club’ selecto de 16 empresas contratistas que (según diversos testimonios de delatores premiados) se repartían los contratos de la petrolera y pactaban hasta los porcentajes de los sobornos. Las empresas partícipes mantienen contratos con Petrobras por valor de 59.000 millones de reales (23.000 millones de dólares).

¿Hasta dónde se extienden las redes?

Petrobras es investigada por Securities and Exchange Commission (SEC) en Estados Unidos por las denuncias de corrupción en la compañía. La petrolera tenía acciones en la Bolsa de Wall Street. Además, el caso también salpicó a otros países de América Latina. Hallaron una lista de 747 obras ya ejecutadas por 170 empresas, la mayoría constructoras, entre esas Odebrecht, en una nómina que guarda gran semejanza con las empresas investigadas en la Operación Lava Jato. Estas obras se desarrollaron en países como Argentina, Colombia, Ecuador y Uruguay.

¿Cómo funcionaba la red corrupta?

Petrobras licitaba sus grandes obras a empresas constructoras y de ingeniería brasileñas, en aplicación de la política ‘Compre Nacional’ implementada por Dilma Rousseff como ministra de Energía para estimular la creación de empleo. De los presupuestos de miles de millones de reales se desviaba sistemáticamente en sobornos un porcentaje cercano al 3% para empresarios y políticos. Posteriormente, el dinero blanqueado se reintroducía en el sistema mediante negocios de gasolineras, lavanderías u hoteles. Los presuntos delincuentes transferían sumas elevadas de dinero al extranjero, a través de una red de más de cien empresas ‘fachada’ y centenares de cuentas bancarias que despachaban millones de dólares hacia China o Hong Kong. Las compañías simulaban importaciones y exportaciones con el único propósito de recibir o mandar dinero, sin comercio alguno de productos o servicios.

Lea también: Investigación suiza sobre Petrobras incluirá a constructora Odebrecht

¿Cómo ha reaccionado Petrobras?

La petrolera contrató en octubre dos bufetes de abogados (uno brasileño y uno estadounidense) para investigar las posibles desviaciones de recursos en la empresa. Además, aprobó en diciembre la creación de una Dirección de Gobernanza para mejorar su transparencia y “hacer cumplir la ley”. El último día de 2014 emitió una prohibición para firmar contratos nuevos con 23 empresas incluidas en la Lava Jato, contratistas habituales suyas: Alusa, Andrade Gutierrez, Camargo Corrêa, Carioca Engenharia, Construcap, Egesa, Engevix, Fidens, Galvão Engenharia, GDK, Iesa, Jaraguá Equipamentos, Mendes Junior, MPE, OAS, Odebrecht, Promon, Queiroz Galvão, Setal, Skanska, Techint, Tomé Engenharia y UTC.

¿Cómo afecta este escándalo a Dilma Rousseff?

La actual presidenta del Gobierno, Dilma Rousseff, presidió el Consejo de Administración de Petrobras entre 2003 y 2010, cuando se aprobaron y ejecutaron algunas de las operaciones más escandalosas del caso (entre ellas la más grave: la compra de la refinería de Pasadena, en Estados Unidos, por un precio 47 veces superior a la que había desembolsado dos años antes, en 2004, la empresa belga Astra Oil).

También preocupa el impacto económico del caso, que afecta de lleno a algunas de las mayores empresas del país. La estatal ha perdido aproximadamente la mitad de su valor en Bolsa desde que se detonó el caso. El presidente del Tribunal de Cuentas de la Unión, Augusto Nardes, ha afirmado con preocupación que el caso tendría el potencial de parar Brasil si las nueve mayores empresas bajo sospecha fuesen finalmente declaradas ‘no idóneas’ para firmar contratos con el sector público. (I)

Los datos clave para entender el 'Caso Petrobras'
Internacional
2016-03-19T18:38:19-05:00
Se estima que el esquema de corrupción y sobornos a altos cargos de la empresa entre 2004 y 2012 desvió aproximadamente casi 2.800 millones de dólares. Ha salpicado a importantes empresas y hasta al exmandatario Lula Da Silva y la actual presidenta Dilma Rousseff.
El Universo
Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Entérece a primera hora de las noticias de Ecuador y del mundo