Sin acuerdo cita por solar que reclama Fernando Alvarado

No hubo acuerdo ayer en la audiencia de conciliación judicial para la que estaban convocados el ministro de Turismo, Fernando Alvarado, y el gerente de la empresa Repartecsa, Víctor Hugo Paredes. Ambos se consideran dueños de un predio en Urbanor, en Guayaquil.

El ministro no acudió a la cita presidida por la jueza de lo Civil Paola Jarrín. En su lugar se presentó su hijo, José Francisco Alvarado. El funcionario reclama la propiedad de un solar en la ciudadela Urbanor, de 600 metros, con edificaciones menores, y exige que se cumpla la sentencia de julio del 2013, que dispone la devolución del predio. “Desde hace 20 años he venido poseyendo de manera pública, pacífica e ininterrumpida, con ánimo de señor y dueño, un terreno en la manzana 190 de la ciudadela Urbanor”, señala Alvarado en su denuncia, y agrega: “A partir de la posesión del terreno comencé a trabajar sobre el mismo habiendo construido tres locales con cubierta..., dichas edificaciones las realicé solo, sin ningún socio y sin la ayuda de nadie”.

En el terreno actualmente funciona la empresa Repartecsa, de Víctor Hugo Paredes. “Desde el 2009 nosotros compramos la propiedad, le pagamos el valor a la compañía Urdesa, que era la propietaria anterior”, dice Paredes y muestra las instalaciones del taller en el que afirma que ha hecho inversiones desde hace 14 años.

“Si él es el único y legítimo propietario y que tiene más de 20 años, que presente la documentación del bien inmueble. Cómo es poseedor de un bien que no está en posesión”, reclama Paredes. “Yo celebré un contrato de arrendamiento con el señor (Alvarado), pero sin saber que me estaba engañando, cuando la propietaria era Urdesa. El señor Alvarado intentó vendérmelo, pero al pedirle los papeles me ponía excusas, me decía que este terreno le regaló un tío, el señor Coquín Alvarado”, dijo Paredes. (I)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: