Solo vuelos militares y privados para terminal de Tena

La probabilidad de que el aeropuerto Jumandy de Tena (Napo) se convirtiera en una conexión comercial entre los puertos de Manta (Manabí) y de Manaos (Brasil) se desvaneció entre escasas propuestas para impulsarlo como punto estratégico y el cese de operaciones de la estatal Tame, la única aerolínea que volaba desde Quito hacia esa ciudad amazónica.

La aerolínea operó en esa terminal aérea desde el 29 de abril de 2011. Fue inaugurada con el objetivo de incrementar las operaciones nacionales integrando a Tena con el resto de ciudades, “iniciando con Quito y de acuerdo a la demanda continuar con Guayaquil, Cuenca, Latacunga”, sostuvo el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP).

Pero en enero pasado, Tame anunció su retirada ante la falta de ocupación. Según Paola Carvajal, gerenta de la firma estatal, no se justificaba mantener el esfuerzo de la aerolínea por costear la operación.

Carvajal dijo que la ruta tenía un 37% de ocupación, que es baja si se compara con otras cuya tarifa aún no es rentable, pero sí tienen alto nivel de demanda como Quito-Loja (87%) o Quito-Santa Rosa (86%).

Walter Solís, titular del MTOP, indicó que en 2015 se registraron aproximadamente 1.532 vuelos en Jumandy, de los que el 13% correspondió a las operaciones de Tame. Mientras, la Dirección General de Aviación Civil señaló que el año pasado se recibieron 1.277 pasajeros, casi un centenar menos que en 2014. En 2013 se recibieron 1.018 viajeros.

La intención de impulsar el aeropuerto se podía apreciar en dos vallas en el camino de Tena a Jumandy que promocionaban su construcción, con una pista de 2.600 metros y una inversión de $48’822.010. “Tenemos aeropuertos eficientes. Tenemos patria!”, aún se describe en la publicidad que ahora luce rota.

Wilma Valle, presidenta de la Cámara de la Producción de Tena, aseguró que el cierre de la ruta de Tame perjudica las operaciones de la terminal y, por ende, al movimiento económico local. “Debió construirse para promover el desarrollo y el turismo. No sé qué propuesta podamos hacer porque hasta la crisis económica está incidiendo”, lamentó Valle.

El MTOP señaló que los gobiernos locales debieron atraer turistas aprovechando la ruta, lo que, a su criterio, no habría ocurrido.

El alcalde de Tena, Kléber Ron (independiente), recordó que el objetivo de la terminal era convertirse en un centro económico para conectar Manta, Manaos e Iquitos (Perú). Pero lamentó que no se haya fortalecido el puerto de Manta, ni el comercio regional y, aunque no cuenta con una propuesta para el aeropuerto, recomendó fortalecer los vuelos entre las ciudades amazónicas y Galápagos, pues para llegar a Tena desde Quito se requieren al menos tres horas por la vía terrestre, lo que no hace atractivo viajar en avión.

El MTOP dijo a este Diario a través de un correo electrónico que Jumandy servirá para vuelos de escuelas de aviación, militares, servicio aéreo privado, trabajos aéreos y taxi aéreo.

Ante esta decisión, Ron pidió “serenidad” al Gobierno antes de tomar la decisión de convertirlo en una base para las Fuerzas Armadas. (I)

Fue una lucha la construcción de este aeropuerto para que sea un enlace para la Amazonía con otras ciudades. No sé qué propuesta podamos hacer”.
Wilma Valle,
Presidenta de las Cámaras de Producción de Tena.

Sería importante que se hagan otras líneas de conexión (como con las islas Galápagos). Este aeropuerto constituía la identidad, un patrimonio para la población”.
Kléber Ron,
Alcalde de Tena

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: