Temas

Organización de Estados Americanos

Álvaro Noboa

Juan Manuel Santos

Elecciones presidenciales


Veeduría de la OEA en Colombia niega fraude denunciado por Uribe

El jefe de la misión de veeduría electora de la OEA, el expresidente de Costa Rica José María Figueres, negó este lunes que durante la segunda vuelta presidencial realizada este domingo en Colombia, en la que se reeligió al mandatario Juan Manuel Santos, haya "habido fraude" como lo denunció el expresidente Álvaro Uribe.

Figueres, que lideró un grupo de 74 observadores enviados por la Organización de Estados Americanos (OEA) para vigilar los comicios, aseguró que la jornada "estuvo blindada por los organismos de control y la inmediatez de la Registraduría Nacional del Estado Civil (RNEC, entidad encargada de las elecciones)".

Sobre las acusaciones que Uribe, quien gobernó Colombia entre 2002 y 2010, lanzó tras conocer el triunfo de Santos sobre el candidato de su partido, el opositor Óscar Iván Zuluaga, en las que señalaba al actual gobierno de hacer fraude en las elecciones y abusar de su poder, Figueres aseguró que se trata de afirmaciones "desproporcionadas".

"Con base en tres viajes a Colombia para observar estos procesos, en 64 observadores desplegados en 24 departamentos en la primera ronda presidencial y 74 observadores desplegados en 27 departamentos en segunda vuelta, me parece que (la afirmación) es completa y totalmente desproporcionada", aseguró el jefe de la misión de la OEA.

"En cuanto a las denuncias de Uribe, lo que recomendamos es formalizar las denuncias ante las autoridades competentes colombianas", puntualizó el ex mandatario costarricense, quien además pidió "revisar lo que tiene que ver con las denuncias relacionadas con compras de voto que no fueron documentadas" en la jornada.

"Se necesita fortalecer los mecanismos de rendición de cuentas y avanzar en la transparencia del uso de recursos financieros", anotó Figueres.

Durante los últimos días, el ex presidente y senador electo del partido Centro Democrático, venía denunciando el supuesto abuso de publicidad (santista) en la transmisión del Mundial de Brasil 2014, al que Colombia llegó después de 16 años de ausencia.

Además, Uribe criticó la participación en propaganda a favor de Santos del jefe negociador del gobierno, Humberto de la Calle, en el proceso de paz que el Ejecutivo celebra desde 2012 con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Cuba.

El exmandatario, quien es el más acérrimo crítico de los diálogos de paz, se refirió a un comercial de televisión en el que De la Calle aparecía explicando de manera pedagógica los avances logrados en La Habana.

"Hasta el punto que pusieron al doctor Humberto de la Calle a violar la ley. Él hoy está ejerciendo una función pública de negociador con el terrorismo por autorización del gobierno. A él le está prohibido ética y legalmente entrometerse en publicidad política y lo hizo", criticó Uribe.

Por su parte, el procurador General, Alejandro Ordóñez, dijo que desde esa cartera iniciará una investigación disciplinaria por la actuación de algunos funcionarios públicos que habrían incurrido en indebida participación política, lo cual está prohibido en transcurso de los comicios.

"Vale la pena advertir que ni las zetas (de Zuluaga) ni las palomas (usadas por Santos) se podían utilizar durante la jornada, puesto que ello está prohibido por las normas electorales. Es inédita en la democracia colombiana la descarada intervención en política de funcionarios públicos", enfatizó Ordóñez.

Santos, de la coalición de Unidad Nacional, ganó con el 50,93 por ciento de los votos sobre el 45 por ciento obtenido por Zuluaga y renovó su mandato para el periodo 2014-2018.

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: