Temas

Control en la web

Campañas electorales

Redes sociales

Espionaje

Hackers

Seguridad internet


Firma Hacking Team fue contactada por Estado ecuatoriano

Diez días después de que Rafael Correa fuera reelecto, Pablo Romero Quezada, secretario nacional de Inteligencia, firmó una carta autorizando a Illuminati Lab, empresa argentina que colaboró en la campaña electoral y que se dedica al monitoreo de las redes sociales, a contactar a Hacking Team, una firma italiana que vende equipos de espionaje electrónico.

En la carta, del 27 de febrero del 2013, Romero dice que la Secretaría “autoriza a la empresa Illuminati Lab a oficiar de representante e interlocutor exclusivo para la demostración, evaluación y contratación de los servicios que presta la empresa Hacking Team”.

Una fuente cercana al tema confirmó a este Diario que, en efecto, Illuminati Lab contactó a la empresa italiana, que vende un programa informático que se aloja en las computadoras, teléfonos o tabletas para espiar toda la actividad que se realice en ese aparato, con el fin de enviarla a otro servidor. Es lo que se llama malware.

Hacking Team ha sido denunciada por activistas de los derechos humanos y periodistas, entre ellos la organización Reporteros Sin Fronteras y WikiLeaks, por supuestamente vender este tipo de software para que los gobiernos espíen a sus ciudadanos. Se han citado un caso en Marruecos y otro en Emiratos Árabes Unidos.

En su web, Hacking Team, con sede en Milán y sucursales en Singapur y en Estados Unidos, promociona un programa invisible que rastrea todo lo que se hace en el dispositivo y permite una vigilancia total. Según el video promocional, el producto Galileo es “el set de pirateo para interceptación gubernamental. Justo al alcance de sus manos”.

Este Diario envió una carta a Romero el 18 de noviembre pasado pidiéndole una entrevista para hablar sobre la relación que mantendría la Secretaría de Inteligencia (Senain) con Illuminati Lab y Hacking Team, pero nunca recibió respuesta. También solicitó una entrevista a Illuminati Lab, a través de su página web, en dos ocasiones desde inicios de noviembre, sin resultados.

Hacking Team, en cambio, aceptó hablar con EL UNIVERSO por vía telefónica. Eric Rabe, director de Relaciones Públicas, insistió en que Galileo solo se vende a los gobiernos o a las agencias gubernamentales que luchan contra el crimen organizado. “Es posible que durante la demostración pueda estar presente una empresa privada, pero la negociación de la venta se hace directamente con un gobierno”, aseveró.

Desestimó las denuncias que ha realizado WikiLeaks en el sitio web SpyFiles (documentos de espionaje), desde fines del 2011, y que en Ecuador fueron publicadas en septiembre pasado por los medios oficialistas El Telégrafo y El Ciudadano.

En SpyFiles, el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, asilado en la Embajada de Ecuador en Londres desde junio del 2012, asegura que existen más de 160 contratistas de inteligencia en el mundo y programas de espionaje masivo para que gobiernos espíen a sus ciudadanos. Entre las empresas mencionadas está Hacking Team.

Según Rabe, exvicepresidente de Relaciones Públicas de la telefónica Verizon, lo que muestra WikiLeaks es casi lo mismo que está en la web oficial de la empresa y en efecto es muy parecido a lo que se dice en el video promocional, aunque el documento es una presentación que explica en 28 páginas cómo funciona el programa.

Como parte de su denuncia, WikiLeaks también publicó un listado de países visitados por algunos ejecutivos de Hacking Team, entre ellos México.

Rabe tampoco quiso confirmar si los casos denunciados en Marruecos y Emiratos Árabes Unidos corresponden a su programa. Insistió en que “tratamos de que el software se utilice apropiadamente; requerimos a las empresas con las que hacemos negocios que se alineen con nuestra política y si encontramos que no se lo ha hecho, suspendemos la asistencia técnica y se suspende el funcionamiento del programa”.

Asimismo, aseveró que Galileo “no es un software que se pueda copiar para que lo use otro cliente; y además, cuando nos enteramos de que existen reclamos de abusos, los investigamos”.

El ejecutivo insistió en que si alguien duda de que su equipo ha sido hackeado con Galileo, debe enviar un correo electrónico a Hacking Team (info@hackingteam.com). Al preguntársele qué respuesta recibiría el usuario en ese caso, Rabe dijo que la empresa no le contestaría a esa persona en particular, pero que si encontrara alguna anormalidad, suspendería el servicio.

“Este sistema trabaja específicamente con individuos sospechosos, no es como la NSA (Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos) que obtiene toda la información sobre todo el mundo y luego la filtra. En nuestro caso se usa el software para un individuo en especial y debido a esa particularidad es mucho más difícil de detectar”, explicó.

Negó que Galileo se venda a través de un intermediario en Panamá: “No vendemos el programa a través de agentes independientes”.

Rabe no quiso confirmar si el gobierno ecuatoriano ha comprado este software: “No hablamos sobre con quiénes hacemos negocios, nuestros clientes confían en nuestro sentido de la confidencialidad. Nos gustaría ser más abiertos porque entendemos las implicaciones en la vida privada de las personas y por eso publicamos nuestra política en la página web”.

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: