Margen de puntos de Barcelona es más alto que el de Emelec

Barcelona podría llegar a 59 puntos si gana el resto de sus partidos; Emelec a 52, máximo.

Barcelona y Emelec no se enfrentarán este fin de semana por tener a más de tres jugadores convocados a la Tricolor, pero aun así la tabla no se alterará en la parte alta y el dominio seguirá siendo, como desde hace cinco años, del Astillero.

La pelea por ganar la segunda etapa se centra únicamente en los dos equipos de Guayaquil, separados por 4 puntos, a falta de cinco fechas para la finalización de la segunda etapa, una más para Barcelona, que tiene un duelo pendiente con El Nacional.

Justamente ese partido de más en el calendario y el primer lugar en la tabla con diferencia de 4 unidades sobre su escolta otorgan el favoritismo a Barcelona para ganar esta fase, en la que lleva doce partidos invicto, y como ya ganó la primera etapa podría obtener su título nacional número 15 sin disputar las finales.

Con 41 puntos obtenidos y otros por disputar, el techo de los toreros sería de 59, 7 más que el margen máximo al que pueden aspirar los azules, que tienen 37 y 15 por delante.

El técnico de los canarios, Guillermo Almada, reconoció que su equipo “no hizo un buen primer tiempo” ante Universidad Católica y aunque no se fue contento con el punto que Barcelona sacó en Quito, “porque la idea era ganar”, valoró el seguir sumando y mantener la brecha con su escolta, que será clave a medida que vayan pasando las últimas jornadas, aunque Emelec viene sumando 6 puntos seguidos.

Almada, en rueda de prensa dijo que el objetivo sigue siendo ganar la etapa. Pese a que logró un punto en su visita a la Universidad Católica, el estratega uruguayo dijo que la estrategia era ganar el partido.

"Barcelona es un equipo muy glorioso con muchísima historia y debe ganar en cualquier cancha. Nos vamos contentos y alegres si ganamos y si no, analizaremos más a profundidad el partido y no nos iremos contentos", expresó.

"El resultado no era el que queríamos porque era ganar, sea cual sea el rival", agregó.

Almada dijo que "en Barcelona no debe haber otro objetivo que el ser campeón". 

Los canarios empataron 1-1 en el Olímpico Atahualpa ante los camaratas. El gol torero lo marcó Mario Pineida pero Sergio Mina apagó la alegría de los hinchas al marcar el empate.

Almada reconoció que el equipo jugó un mal primer tiempo y un segundo tiempo con mayor movilidad, lo que le permitió marcar el primer gol, sin embargo no pudo aguantar el resultado porque adelante tenían a un "rival durísimo"

El del viernes, de hecho, fue el octavo punto (de 15 posibles) que ha sumado Barcelona jugando en la altura en esta segunda etapa. De cinco juegos en la Sierra, ha ganado dos (ante Aucas y D. Cuenca), empatado dos (con Liga de Quito y U. Católica) y perdido solo uno (ante Independiente). Le restan las visitas a El Nacional en Quito y a Mushuc Runa en Ambato. Los otros cuatro compromisos serán en el llano, tres de ellos en su estadio ante Independiente, Emelec y Aucas.

El calendario es favorable para los canarios, pero no importa el rival, dijo Almada, “hay que salir a ganar sin importar quién sea el oponente”. Y continuó: “En Barcelona no debe haber otro objetivo este año que el de ser campeón”. (D)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: