Theo Epstein es el ‘rompe maldiciones’ en el béisbol de las Grandes Ligas

Con el trofeo de la Serie Mundial en la mano, Theo Epstein ofreció una amplia sonrisa y bromeó: “No necesitamos un avión para volar a casa”. Tras armar el primer equipo de los Medias Rojas de Boston y conseguir una Serie Mundial luego de 86 años, hizo lo mismo para los Cachorros de Chicago, que no ganaban en 108 temporadas.

Epstein (42 años) acabó de nuevo con otra de las ‘maldiciones’ históricas del béisbol de Grandes Ligas (la del Bambino, en Boston; la de la Cabra, en Chicago). Y es casi seguro de que algún día irá a Cooperstown para su ingreso en el Salón de la Fama.

“Fue apropiado coronarse en uno de los mejores partidos en toda la historia. Fue simplemente increíble, un homenaje a nuestros jugadores, a su espíritu de lucha”, dijo el miércoles por la noche el presidente de operaciones de los Cachorros tras el 8-7 sobre los Indios, en diez entradas en Cleveland.

Epstein fue editor del Yale Daily News y se graduó de esa universidad en 1995. Hizo una pasantía con los Orioles de Baltimore, fue reclutado por Larry Lucchino para los Padres de San Diego y luego fue contratado por los Medias Rojas en noviembre del 2002, cuando tenía apenas 28 años, siendo el gerente general más joven en la historia de las Mayores.

Con Boston ganó la Serie Mundial en el 2004 y 2007. Epstein renunció tras la campaña del 2011 y asumió su cargo actual en los Cachorros; ahí enfrentó el máximo reto de su exitosa carrera. Epstein reestructuró totalmente al equipo.

Albert Almora Jr. fue el primer jugador seleccionado en el draft bajo la administración Epstein. El tercera base Kris Bryant llegó en el 2013 y el jardinero Kyle Schwarber en el 2014, y los Cachorros canjearon para obtener al lanzador Jake Arrieta (de Baltimore), el primera base Anthony Rizzo (San Diego) y el campocorto Addison Russell (Oakland).

Chicago invirtió en el mercado de agentes libres tras el 2014, consiguiendo al lanzador Jon Lester y luego al pitcher John Lackey, al polifuncional Ben Zobrist y a los jardineros Dexter Fowler y Jason Heyward. El taponero Aroldis Chapman fue adquirido de los Yankees de Nueva York en julio; y de Seattle llegó Mike Montgomery.

La gran valía de Epstein como gestor y formador de equipos ganadores quedó de nuevo demostrada en la forma de cambiar la historia de los Cachorros: puso fin a una amarga sequía de 108 años. (D)

Una virtud de Theo (Epstein) es que no cree en las maldiciones. Confía en los profesionales que contrata.
Terry Francona,
Mánager de Indios (Epstein lo llevó a Boston en el 2004).

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: