Emelec no le venderá entradas a hinchas de Barcelona para el clásico del 26 de octubre

A pesar de que la Ecuafútbol espera la notificación de Emelec sobre cuál es la zona que asignará para la hinchada visitante de cara al Clásico del Astillero ante Barcelona del próximo 26 de octubre, el equipo millonario insistirá en que solo su público asista al duelo en el estadio Banco Pacífico Capwell.

Se había especulado con que "por temas de seguridad" el renovado estadio de Emelec no recibiría a los fanáticos toreros, pues el escenario ya no cuenta con mallas y aún no están colocados los paneles transparentes y resistentes que impidan una posible invasión del campo de juego.

Nassib Neme, presidente eléctrico, mencionó que la restricción obedece a desmanes que según él han iniciado los toreros. "El artículo 242 faculta a Emelec no vender entradas ni permitir ingreso a las hinchadas visitantes que hayan ocasionado desmanes. Emelec hará uso de dicho articulo y solo venderá entradas a su hinchada", manifestó el presidente eléctrico a este Diario.

Neme dijo que ya un comportamiento inadecuado de la hinchada de Barcelona en el estadio Modelo provocó una sanción a los canarios, con la prohibición de jugar en su estadio en su siguiente partido de local, y también Emelec recibió una sanción. Y recordó que hay otros antecedentes "documentados" de incidentes ocasionados por los seguidores amarillos en el Capwell, como los destrozos que causaron en mayo de 2006 (el partido se suspendió y se reanudó, sin público, al día siguiente) en el que incluso irrumpieron en las cabinas para la prensa.

Con ese antecedente y teniendo un escenario renovado, la dirigencia azul prefiere evitar daños y por ello Neme aseguró que los amarillos "no podrán entrar bajo ningún concepto" y admitió que Barcelona podría tomar la misma medida para los hinchas eléctricos en el siguiente clásico "aunque los hinchas de Emelec no han causado destrozos en dicho escenario", dijo al referirse al Monumental.

El artículo que usará Emelec es el mismo que Barcelona adelantó que usará para no venderle entradas a los hinchas de Liga de Quito, que causaron daños en una tribuna de su estadio y que no fueron reparados por el club capitalino ya que la FEF argumentó que no tenía como obligarlo a pagar porque los aficionados albos fueron asignados por el persona de Barcelona a una zona distinta a la de visitantes que habían registrado ellos mismos ante la entidad.

Esto podría cambiar el próximo año, dijo Neme, si en el congreso de la FEF en enero se hacen modificaciones al reglamento que vengan acompañadas "por una garantía bancaria suficiente que deberá proporcionar el equipo visitante al local para cubrir eventuales daños ocasionados a su propiedad". (D)

Te recomendamos estas noticias

Suscríbete y recibe más noticias directamente en tu correo
Correo: