Pastores aclaran que las iglesias no apoyan a ningún candidato

Que haya un pastor candidato a la Presidencia de la República (Nelson Zavala, por el PRE) no implica que las iglesias evangélicas apoyen o estén vinculadas a alguna candidatura. Lo dejan claro en un remitido la Confraternidad Evangélica Ecuatoriana, la Federación Pastoral del Ecuador, el Consejo Ecuatoriano de Ancianos y el Cuerpo de Pastores de Quito-Pichincha.

“De conformidad con la ley, la Iglesia Evangélica no puede auspiciar la creación o adscribirse a partidos o movimientos políticos, ni patrocinar candidaturas o participar en reuniones o manifestaciones electorales”, señala el comunicado.

Wilson Calvas, presidente del Consejo Ecuatoriano de Ancianos, explica que lo anterior está basado en el art 25. del Reglamento de Cultos, que detalla los actos políticos vedados a las entidades religiosas.

Calvas indica que a las cuatro agrupaciones, que reúnen a unas 3.000 iglesias en todo el Ecuador, les preocupa que se vincule a la iglesia con alguna candidatura, cuando no les está permitido. Asimismo, dice que ningún candidato o partido político podrá atribuirse la representación, auspicio o patrocinio de la iglesia evangélica.

“Somos en el país 95% de cristianos, pero mañana no va a ver de ninguno de nosotros un absurdo diciendo aquí sale el candidato de la Iglesia católica, apostólica, romana; de la misma manera como se puede escuchar eso, no se puede escuchar que tal o cual candidato sea de la iglesia cristiana evangélica”, asegura Calvas.

La Confraternidad Evangélica fue fundada hace 60 años y la Federación Pastoral tiene presencia en 20 provincias. La integran iglesias como Alianza, Bautista, Asambleas de Dios, Los Nazarenos y Unión Misionera. La iglesia Monte de Sión, que lidera Zavala, es independiente de estas agrupaciones.

Walter Tapia, representante de la iglesia Alianza, con 320 templos en el país, dice que la intención no es aludir a ningún candidato, sino aclarar la postura de la iglesia y sus representantes ante la sociedad.

“No usaremos los púlpitos de las iglesias para hacer proselitismo ni para que sean usados por ningún candidato. Los templos solo estarán destinados a rendir culto al Señor Jesucristo”, señala el remitido.