Descubren cómo el VIH penetra en el sistema inmunitario para propagarse

Tras años de búsqueda, científicos del Instituto de Investigación del
Sida IrsiCaixa, impulsado por la Obra Social La Caixa y el Departamento
de Salud de la Generalitat, descifraron cómo el VIH penetra las células
del sistema inmunitario que propagan el virus dentro del organismo
humano.

La investigación, que publica la revista "PLoS Biology", desvela un
enigma que la comunidad científica hacía años que intentaba resolver; ha
hallado una nueva molécula que captura el Virus de Inmunodeficiencia
Humana (VIH) y permite su entrada a unas células del sistema
inmunitario, denominadas células dendríticas, que actúan como un caballo
de Troya cuando el virus se dispersa dentro del organismo.

Según el Instituto de Investigación IrsiCaixa, el hallazgo abre las
puertas a una nueva familia de fármacos contra esta enfermedad que
podría ser capaz de bloquear estas moléculas y mejorar así la eficacia
de los tratamientos actuales, ninguno de los cuales actúa sobre este
mecanismo de propagación de la infección.

La investigación se llevó a cabo en el marco del Programa de
investigación y desarrollo de la vacuna contra el sida HIVACAT, dirigido
por los doctores Bonaventura Clotet y Josep María Gatell, y en el que
trabajan conjuntamente el IrsiCaixa, el Hospital Clínic y laboratorios
Esteve.

Según los especialistas, una de las causas por las cuales todavía no hay
cura para el VIH es que este infecta las células del sistema
inmunitario encargadas de activar la respuesta que tendría que frenar la
infección.

Concretamente, el VIH tiene como principal diana unos glóbulos blancos
llamados linfocitos T CD4, que reciben este nombre porque tienen la
proteína CD4 en su membrana.

Los más de veinte fármacos disponibles hoy en el mercado actúan
bloqueando el ciclo que sigue el VIH para infectar estos linfocitos T
CD4, pero no curan porque no consiguen eliminar del todo el virus del
organismo.

Uno de los motivos es que la medicación disponible no actúa sobre otras
células llamadas células dendríticas, en las que el VIH también penetra y
la mayoría se acumula intacto en su interior.

Como estas células son las encargadas de activar la respuesta
inmunitaria, cuando lo hacen, la activan pero a la vez infectan los
linfocitos T CD4 y por lo tanto la propagación de la infección se da de
manera muy eficaz.

La identificación de cómo penetra el virus en estas células es "un gran
logro" de una línea de investigación liderada por los investigadores
Javier Martínez-Picado y Nuria Izquierdo-Useros, en colaboración con un
grupo de investigación de la Universidad de Heidelberg (Alemania),
coordinado por el profesor Hans-Georg Kräusslich, y otro de la
Universidad de Lausanne (Suiza), encabezado por Amalio Telenti.

La investigación demuestra cuál es la molécula de las células
dendríticas que captura el VIH para iniciar su rápida propagación por el
organismo.

"Teníamos la llave -explica Martínez-Picado- y ahora hemos encontrado la
cerradura. El enigma está resuelto. Ya estamos trabajando en el
desarrollo de un fármaco que bloquee este proceso y que permita mejorar
la eficacia de los tratamientos actuales contra el sida".

Por su parte, Nuria Izquierdo-Useros explicó: "hemos observado que la
proteína que actúa como cerradura para la entrada del VIH también podría
facilitar la entrada de otros virus y por lo tanto el hallazgo también
podría llevar al desarrollo de tratamientos para otros infecciones que
utilizan esta vía de propagación".