Terremoto de 7,3 sacude a Japón; ola de un metro llega a la costa noreste

EFE
TOKIO, Japón.- Nueve personas han resultado heridas, en su mayoría de levedad, a causa del terremoto de 7,3 grados Richter que sacudió este viernes el noreste de Japón, seguido de otro de 6,2 grados, y que provocó una alerta de tsunami local por parte de la Agencia Meteorológica de Japón.

El movimiento no ha provocado una alerta de tsunami general en el Pacífico, informó el Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico en su página web.

"No existe la amenaza de un tsunami destructivo", indica el Centro, que agrega que "a veces terremotos de esta magnitud pueden generar tsunamis que pueden ser destructivos en las costas locales".

El terremoto sí ha provocado una alerta de tsunami en Japón que sigue en vigor después de que la Agencia Meteorológica japonesa rebajase desde 7,3 hasta 6,2 grados Richter la intensidad del sismo.

La primera ola de un metro llegó a la costa noreste de Japón, informó la agencia meteorológica nipona, que emitió una alerta de maremoto tras el terremoto de magnitud 7,3 registrado poco antes en el archipiélago.

La ola de un metro de altura se registró a las 18:02 (09:02 GMT) en la costa de la ciudad de Ishinomaki, la más afectada por el terremoto y el devastador tsunami del 11 de marzo de 2011, según las autoridades, que mantienen la alerta.

La agencia había ha levantado la alerta de tsunami, que afectaba a cinco provincias de la parte nororiental del archipiélago (Miyagi, Fukushima, Iwate, Akita y Aomori), a las 19:20 hora local (10:20 GMT), sin que se haya informado de víctimas o daños graves.

Ciudades enormemente afectadas por el tsunami de 2011, como Sendai, Iwanuma e Ishinomaki, en la provincia de Miyagi, o Rikuzentakata, en la de Iwate, ordenaron a los residentes de la costa abandonar la zona y buscar refugio en zonas altas.

Heridos
Según la televisión NHK, cinco personas resultaron heridas en la provincia de Miyagi, entre ellas una mujer de 75 años y un bebé de 2, que resultaron golpeados al caer durante el seísmo.

También se reportaron heridos en la región de Kanto, donde se encuentra Tokio, la mayoría por contusiones causadas por caídas de objetos, según los datos recopilados hasta ahora por los servicios de bomberos y de ambulancias.

La Agencia Meteorológica de Japón ha advertido de posibles réplicas de hasta 6 grados en la escala de Richter en los próximos días tras el fuerte terremoto, que ha llevado a miles de residentes de las costas del noreste a evacuar la zona por la alerta de tsunami.

Las redes de transporte terrestre y aéreo de Japón han recuperado en su mayor parte la normalidad dos horas después del terremoto, que hizo que el aeropuerto tokiota de Narita cerrara durante algunos minutos sus pistas, antes de retomar su actividad habitual.

Por su parte, la eléctrica Tepco indicó que los trabajadores que se encontraban en el interior de la maltrecha planta de Fukushima Daiichi y en la vecina Fukushima Daiini se refugiaron en lugares seguros tras activarse la alarma de tsunami, sin que se haya detectado ninguna anomalía en las instalaciones.

El último terremoto de más de 7 grados vivido por Japón tuvo lugar el 14 de agosto, aunque en esa ocasión el temblor, de 7,3 grados, tuvo su epicentro cerca de la isla rusa de Sajalin y no provocó alerta de tsunami.