Detección de cáncer de mama mejora tratamiento en mujeres gestantes

EFE
Mesa América, Barcelona.- El 65% de los tumores de mama se detectan gracias a la autoexploración,
es decir, es la propia mujer la que acude al médico al notarse un bulto
en el pecho. Esta detección precoz de la enfermedad mejora el pronóstico
y las tasas de supervivencia.

Según la Organización Mundial de la Salud, cada 30 segundos, en algún lugar del mundo, se diagnostica un cáncer de mama.

El cáncer diagnosticado durante el embarazo es poco frecuente, ya que se
da en 2,3 casos de cada 100.000 mujeres, pero ha ido aumentando en los
últimos años porque las mujeres cada vez son madres a una edad más
tardía.

El Hospital Vall d'Hebron de Barcelona ha tratado con éxito en los
últimos cinco años a 24 mujeres embarazadas que padecían cáncer de mama y
que decidieron seguir con la gestación.

Según el Centro de Cáncer de Mama del Hospital Universitario Vall
d'Hebron
, el manejo multidisciplinar de este grupo de pacientes se logra
gracias a la coordinación de los diferentes especialistas involucrados
en el manejo del cáncer de mama y de la gestación.

La investigación es un factor clave y, en este sentido, este hospital
trabaja con éxito en el descubrimiento de nuevos factores y mecanismos
que dirigen la progresión tumoral a obtener factores de pronóstico más
precisos, a diagnósticos más exactos y a tratamientos personalizados de
las pacientes con cáncer de mama.

Las pacientes a las que se diagnostica un cáncer de mama durante el
embarazo tienen la opción de interrumpirlo o de continuar con la
gestación.

Hasta ahora, muchas mujeres optaban por la primera opción porque no se
les ofrecía una alternativa, pero en el Hospital Universitario Vall
d'Hebron, desde que se puso en marcha el protocolo, las mujeres tienen
la opción de continuar con la gestación y recibir el tratamiento más
adecuado.

La clave del éxito de este programa multidisciplinar es el trabajo en
equipo y la experiencia adquirida con los años, en los que se han ido
integrando avances en el tratamiento de estas pacientes, como la biopsia
selectiva del ganglio centinela, el tratamiento con quimioterapia
basada en taxanos o el control ecocardiográfico fetal, entre otros.

Según ha informado el hospital en un comunicado, la experiencia
acumulada en este campo también ha permitido al equipo médico
responsable de este protocolo desarrollar proyectos de investigación
para mejorar los resultados asistenciales y eliminar los efectos que
pueda tener la quimioterapia sobre el feto.