Incendios forestales dejan ya cinco víctimas

Un bombero que combatía un incendio forestal en Pallatanga, en la provincia de Chimborazo, es la quinta víctima mortal que dejan los siniestros que se han registro en varios sectores del país en los últimos días.

Carlos Arturo Jaramillo Mieles era oriundo de Quevedo. Wilson Guerrón, uno de los bomberos que andaba con otros cuatro compañeros de labores entre ellos la víctima, dijo que la gran cantidad de fuego y el humo serían los factores que provocaron la muerte.

El jefe del Cuerpo de Bombero de Quevedo, Karin Kahil, lamentó la noticia, mientras que un grupo de miembros de la entidad viajó al lugar donde se dio el fallecimiento para retirar y llevar el cuerpo de Carlos Jaramillo a su lugar de origen.

Otra de las víctimas es María Mercedes Chuquimarca Lojano, de aproximadamente 75 años, quien falleció en el sector La Confianza, en Cumbe, provincia del Azuay, cuando aparentemente trataba de apagar las llamas de un incendio forestal que se inició a las 10:30 de este jueves.

Al parecer, el fuego consumió rápidamente el bosque de pino, ciprés, eucalipto y más matorrales, por lo que la mujer habría intentado apagarlo, pero quedó atrapada en medio del humo y las llamas.

El cuerpo quedó boca abajo, al pie de un árbol de pino y a su alrededor solo se podían ver pequeños pedazos de una pollera de color rojo, ya que el fuego lo consumió todo.

La mujer vivía sola y, según sus vecinos, tenía problemas para caminar, ya que las rodillas las tenía débiles, por lo que se las había 'amarrado' con algunas telas.


Áreas afectadas por incendios hasta el jueves 20 de septiembre.

Al lugar llegaron dos hermanos de la víctima, mientras que cerca de las 14:00 arribó personal de Criminalística para hacer el levantamiento del cuerpo y trasladarlo a la morgue del hospital Vicente Corral Moscoso.

"Apagamos el incendio, cuando de pronto vemos que algo ardía, nos acercamos y pudimos ver que se trataba de un cuerpo, por lo que llamamos a la policía”, relató Gloria Tirado, vecina del lugar.

El fuego consumió aproximadamente una hectárea de terreno y en su control participaron unos 40 estudiantes del Colegio Nacional Cumbe.

Otro fallecido, pero en El Oro

La tarde del martes, Manuel Cuenca falleció asfixiado en el sitio Quimanchiri, en la parroquia Guanazán, provincia de El Oro, cuando estaba quemando maleza en un predio agrícola donde tenía cultivos de ciclo corto.