Rafael Correa defiende honra de su primo Pedro Delgado

El primer acto público al que acudió el mandatario Rafael Correa tras su regreso de vacaciones fue al homenaje a su primo Pedro Delgado, presidente del directorio del Banco Central del Ecuador (BCE), la noche del pasado jueves.

Al evento asistieron unas 300 personas, entre ministros de Estado, asambleístas, simpatizantes de Gobierno, familiares y amigos de Delgado.

En su discurso, Correa descalificó a los medios que publicaron notas sobre la adquisición de la vivienda de su pariente en Miami (Estados Unidos) y la supuesta concesión de favores a sus amistades.

Esta vez, sin embargo, no solo calificó a la prensa como corrupta, sino que usó duros epítetos como “sátrapas, miseria humana, incapaces y mala fe”.

“Mañana dirán Correa insultó a la prensa cuando el único insulto es al pueblo con tanta infamia”, dijo.

El presidente tildó a la serie de reportajes que hizo diario El Comercio sobre Delgado como “porquería” y “patrañas”. Y advirtió con acciones legales.

En relación con el crédito que pidió el empresario argentino Gastón Duzac a Cofiec y que no canceló, Correa deslindó responsabilidad de su primo.

Admitió que este “tiene muchas irregularidades”, pero que fue el propio Gobierno el que ordenó investigarlo. “¿Cómo es posible que por un préstamo irregular se quiera vincular al presidente del fideicomiso (No más Impunidad)?”, criticó.

En su intervención también se refirió a las notas periodísticas sobre la entrega de contratos de transporte de urea a Vialmesa, vinculada al hijo del secretario de Comunicación, Fernando Alvarado. “Pero fuera del escándalo y la mala fe no han podido encontrar absolutamente nada, ninguna irregularidad y peor aún vinculadas a Fernando Alvarado”, refirió.

Asimismo se cuestionó las publicaciones sobre el caso de la menor de edad que supuestamente fue abusada por el padre del ministro de Sectores Estratégicos, Jorge Glas.

“Hace algunos días la miseria humana supera todos los límites al politizar (los medios) un caso de violación (a una menor) e insinuar que se estaría obstaculizando el proceso desde el Gobierno para encubrir al autor, padre de un ministro”.

“¿Sabrán acaso estos sátrapas que Jorge Glas Espinel (hijo) jamás vivió con su padre (Jorge Glas Viejó, acusado) porque los abandonó cuando eran bebés?”. Prosiguió: “Eso no lo publica la prensa, pero incluso si hubiera sido criado por ese padre, ¿qué culpa tiene su hijo? La culpa de su relación de sangre, eso ya ha sido abolido”, argumentó.

Anuncio

En su discurso de agradecimiento, Pedro Delgado anunció que pronto saldrán a la venta 40.000 hectáreas de terrenos de los bienes incautados a los exbanqueros. Eso beneficiará a unas 600 familias, dijo.

Cifras

Delgado recordó que hasta el momento se han incautado bienes de los banqueros por $ 400 millones y entregado 13.527 hectáreas de terreno a los agricultores.