Toreando por la patria

Un buen amigo que acaba de llegar del exterior, me ha copiado una nota de prensa de un diario de una lejana nación africana, que por lo simpática que resulta, procedo a transcribir:

“…ABSURDISTÁN.- Fuentes protegidas han informado a la prensa independiente que, aparentemente en una “faena” accidentada, el zar antiimpunidad habría tenido problemas con un torito pelucón, en una hacienda también pelucona, incautada a un exbanquero, acusado de corrupto por la revolución. A efectos de ahorrarse el alto costo de un perito, el funcionario en persona estaba probando al toro para ver si efectivamente era de lidia, pues, de ello dependía la valoración del activo.

“La primera reacción desde esta columna es orar por la salud de la víctima y esperar su pronta recuperación, pues, el país lo necesita para que siga luchando contra la impunidad.

“Desde ya se avizora un merecido homenaje que seguramente se realizará en el lugar de las grandes ocasiones, con placa de condecoración del Congreso y todo. Al fin y al cabo ya hay un estándar y cualquier oficialista, agraviado por la prensa corrupta o por un toro, como en este caso, merece, como mínimo, ese estándar.

“Allegados al caso sugieren que el reconocimiento debe ser doble. Es decir, doble speech, doble condecoración y doble homenaje, porque ha sufrido dolor físico (causado por el torito pelucón) y psicológico (causado por las infames críticas de la prensa corrupta y los opositores al progreso de la nación, esto es, al éxito de la revolución ciudadana, es decir, a la sola voluntad del principio y fin de todas las cosas).

“Por su parte, la Asociación de Empresarios de Corridas de Toros del país vecino (porque en esa nación están prohibidas las corridas de toro) ha ofrecido una beca de toreo del más alto nivel por seis meses, como debe ser, para que no se repita el lamentable suceso.

“Por su parte, la unidad de inteligencia encargada de investigar a la prensa golpista, ha sido, por lo pronto, redireccionada para realizar una investigación profunda del comportamiento del toro pelucón, pues, se sospecha que no se trató de un accidente, sino, por el contrario, pareciera ser una práctica encaminada a intimidar a los patriotas funcionarios que a cambio de un módico sueldo, muy por debajo de sus estándares económicos, producto de su exitosa carrera profesional en el sector privado, han decidido entregarse en cuerpo y alma a la lucha contra la corrupción e impunidad…”.

¿Qué le parece, amigo lector?

Qué loco que está el mundo y qué terrible debe ser la vida en esas naciones subdesarrolladas en donde los poderosos se oponen al cambio y combaten a los patriotas que incluso ponen en riesgo su propia vida, por cuidar los fondos públicos, como en este caso, y por salvar a su querida nación de la postración en que la dejaron los mismos de siempre.

¿Cómo ve usted al Ecuador? ¿No estamos tan mal verdad?

Bueno, en lo de los funcionarios honestísimos que arriesgan su vida por el bienestar del pueblo y que cuidan al centavo los fondos públicos SÍ nos parecemos, ¿verdad?

Toreando por la patria
Un buen amigo que acaba de llegar del exterior, me ha copiado una nota de prensa de un diario de una lejana nación africana, que por lo simpática que resulta, procedo a transcribir:
2012-07-17T15:53:23-05:00
El Universo

Te recomendamos