Sepelio se realiza hoy

El cantante surcoreano Jinsop murió el domingo pasado en Ayangue, provincia de Santa Elena, pero recién ayer Álex, el menor de sus tres hijos (los otros dos, David y Jinsop, están en Estados Unidos) y quien vivía con él, pudo hacer los trámites para trasladar su cuerpo a Guayaquil y organizar sus exequias.

En las gestiones lo acompañaron la intérprete Silvana Ibarra y su esposo, el músico y compositor ecuatoriano Gustavo Pacheco, amigo de Jinsop desde la adolescencia. Él respondía las llamadas de los medios. Esto porque los familiares del fallecido intérprete –quien nació hace 57 años en Corea del Sur– querían privacidad.

Sobre las causas del deceso de Jinsop, se indicó que la autopsia determinó que una insuficiencia cardiaca le desencadenó un paro cardiorrespiratorio.

Desde hace algún tiempo Jinsop sufría de problemas respiratorios, lo cual lo llevó –incluso por recomendación médica– a residir en Santa Elena, pues el aire salino le favorecía. “Viajaba constantemente, pero cuando volvía al país se quedaba en Quito, donde fijó su residencia”, contó Pacheco.

La velación de Jinsop se realiza desde la tarde de ayer en la sala exclusiva 1 de la Junta de Beneficencia. El sepelio es hoy, a las 17;00, en el Cementerio General. El ingreso será por la puerta 12.