Suplementos y desayunos para combatir la anemia

A Mateo, de 1 año 8 meses, se le detectó anemia el mes pasado. A pesar de su contextura gruesa, el menor presentó -en un examen de sangre de rutina- disminución de los glóbulos rojos, que se encargan de transportar el oxígeno a todos los tejidos del cuerpo.

La principal causa de la anemia es la deficiencia de hierro, explicó la pediatra Verónica Idrovo, jefe del área de Emergencia del hospital de niños Roberto Gilbert.

Ese es el caso de Mateo, quien no presentó ningún síntoma. Según Idrovo, "la anemia se da por el tipo de nutrición que tenemos, que es a base de carbohidratos. Los alimentos que más contienen hierro son los derivados de la carne, pero por costo o costumbre no se los consume adecuadamente".

La anemia también podría darse por la mala absorción del hierro en el cuerpo. La causa más frecuente es por parasitosis intestinal. "Hay parásitos que lesionan la parte del intestino que absorbe los nutrientes", explicó.

Otra de las causas es por déficit de ácido fólico o de vitamina B. El glóbulo rojo necesita de todos esos componentes para su formación, indicó. Para los tres casos, recomendó Idrovo, se deben administrar vitaminas que contengan hierro y ácido fólico. Además, de una alimentación balanceada a base de vegetales verdes y carnes rojas.

Entre los síntomas están el cansancio, decaimiento y cuando se vuelve crónico puede afectar el crecimiento y el desarrollo intelectual.

Uno de los tipos de anemia que se presentan en emergencia del hospital es la hemolítica, que es causada por una baja de glóbulos rojos masiva, lo que produce que el paciente se descompense y que necesite una transfusión de sangre, sostuvo Idrovo. La anemia también puede producirse por la ingesta de algunos antibióticos o por tener una infección crónica.

Para bajar los índices de anemia en los niños, la fundación Hogar de Cristo y el Ministerio de Inclusión Económica y Social han realizado programas alimenticios en escuelas.

Desde el 2008, Hogar de Cristo ha implementado el Programa de Seguridad Alimentaria, que consiste en dar el desayuno a los estudiantes de cinco escuelas de la vía Perimetral.

Son 1.041 niños que reciben colación escolar (leche de soya y pan de bagazo de soya), charlas nutricionales, controles médicos y desparasitación, indicó Luis Tavara, director social de la fundación.

Agregó que cuando iniciaron el programa, el 41% de los niños, de 5 a 12 años, presentaron anemia. Mientras que el año pasado, la cifra bajó al 31%, según estadísticas de la fundación y de una delegación de enfermeras norteamericanas del Birgham Young University College of Nursing que colabora con los controles médicos anuales.

Mientras que el Ministerio de Inclusión Económica y Social con el Programa Alimentario Nutricional Integral (PANI) entrega el suplemento nutritivo Chis Paz.

Según la página www.alimentateecuador.gob.ec, el PANI se implementó en el 2010, en 11.000 centros infantiles del Buen Vivir del país. De los 456.000 niños atendidos a nivel nacional se redujo la anemia en un 20,9%, en un año, pero no se especifica cuántos menores fueron diagnosticados con este problema.

Por provincias sí se desglosaban estos valores. En Guayas bajó la anemia en un 4,9% en niños de 0 a 3 años. En el 2010, de los 25.458 infantes de los centros, el 49,6% tenía anemia; y en el 2011, el 44,7%.

A los niños de 6 meses a 5 años, en los centros del Buen Vivir, se les entregan los sobres de Chis Paz, que contiene vitaminas, minerales como hierro y zinc. En los subcentros de salud también se da una caja con 30 sobres que deben disolverse en la comida.

"El tratamiento es tomar un sobre diario por 60 días, descansar cuatro meses y volver a tomar la misma cantidad", explicó un pediatra del centro de salud 9, en Cuenca y Noguchi.