Supertel cerró dos emisoras más en Machala y Huaquillas

Un grupo de técnicos de la Superintendencia de Telecomunicaciones cerró ayer dos radios: RU Matriz Cadena Sur Ecuador 1200 AM, en Machala, y Radio K-Mil, en Huaquillas. Las frecuencias (espacio en el espectro radioeléctrico) de las emisoras fueron suspendidas y, con ello, no podrán emitir su programación habitual.

Los funcionarios de la Superintendencia llegaron a las 10:30 a RU Radio. Los acompañaron miembros del Grupo de Operaciones y Rescate (GOE) de la Policía y el fiscal de El Oro, Lenin Salinas.

“Había una orden de allanamiento e incautación de equipos porque la radio estaba funcionando sin los permisos legales”, dijo el fiscal.

El reporte de la Supertel señala que el 27 de agosto del 2008 se resolvió negar la renovación del contrato de concesión de la estación.

En el operativo de clausura se retiró un equipo de enlace para la señal de la radio; está en custodia de la Policía y Fiscalía.

Mientras que el gerente de la estación, Erwin Guerrero, admitió que estaban con una deuda de seis meses por el uso de la frecuencia ($ 40 mensuales), pero agregó que “nunca llegó ninguna notificación al concesionario (Boanerges Ugarte)”.

La radio funcionaba en Machala desde unos 30 años. La programación que mantenía hasta ayer era variada: incluía música y noticias.

“A la radio no se le renovó el contrato desde el 2009 y estaba funcionando sin ningún permiso”, dijo el Intendente de Policía de El Oro, Édgar Ordóñez, quien colocó los sellos de clausura en la puerta.

En el cantón Huaquillas, a la misma hora, se cumplió un operativo similar para suspender la señal de radio K-Mil y cerrar sus instalaciones.

Un transmisor de enlace también fue retirado por las autoridades, dijo el propietario de la radio, Fernando Echeverría. Esta emisora funcionaba en Huaquillas desde el 2000.

Con el cierre de las emisoras, suman 16 los medios de comunicación cerrados en lo que va del año, según las estadísticas de la propia Supertel. Ese número corresponde a radios y sistemas de televisión por suscripción de audio y video.

El pasado lunes, el organismo dispuso también el cierre de la radio Cosmopolita, que operaba en AM; la decisión de revertir la frecuencia se dio porque, según las autoridades, la emisora no canceló el arrendamiento de la frecuencia al Estado.

Jaime Guerrero, ministro de Telecomunicaciones, manifestó que el proceso de reversión se inició hace un año porque la radio tenía una mora de nueve meses, equivalente a $ 2.000.

El litigio entre la radio y el desaparecido Consejo Nacional de Telecomunicaciones demandó un año, tiempo durante el cual la emisora apeló en fase administrativa, dijo Guerrero.

El Consejo negó el argumento presentado por la radio (que no había pagado por causa de enfermedad); luego, esta presentó un recurso de protección en las cortes locales y ganó en primera instancia; esa demanda pasó a segunda instancia en la Corte de Pichincha, la cual revocó la primera decisión y esa fue la que se ejecutó.

Washington Barragán, abogado de la radio, adelantó que acudirá al Tribunal de lo Contencioso para continuar con su derecho a la defensa.