Diseños con piel de pescado, la propuesta de Inés Carrasco

La moda actual es provocativa, irreverente y original. Y los diseños de la ecuatoriana Inés Carrasco comprueban esta realidad al utilizar piel de pescado, como elemento principal para su colección de zapatos, cinturones y billeteras.

Fue en el 2009 cuando la ecuatoriana, de 35 años, se acercó al mundo del diseño al tomar clases de fabricación de calzado con el maestro Heriberto Molina. “Mi motivación principal siempre fue crear y poder hacer modelos que me gusten”, dice.

Carrasco, quien se graduó en la carrera de Ciencias empresariales en la UEES, tuvo un inicio exitoso en esta profesión cuando sus piezas formaron parte de la pasarela de Ecuadormoda en el 2010.

Su primera colección Timeless fue la ganadora en este evento de moda, dentro de una competencia en la que participaban noveles creativos con propuestas novedosas. Estuvo inspirada en las edificaciones típicas de Guayaquil y sus formas. Su secreto para ganar: la piel de tilapia.

Carrasco decidió emplear en sus creaciones este elemento, afirma, porque era un recurso desperdiciado. “Trato de que los productos vayan de la mano con el suprarreciclaje (que es el proceso de convertir materiales de desecho o productos inútiles en nuevos materiales o productos de mejor calidad o mayor valor ambiental)”, señala.

Ahora, con un poco más de experiencia –se especializó en diseño y elaboración de calzado en el Instituto Espacio Buenos Aires– prevé presentar en junio su nueva colección denominada Bliss, en la vitrina de diseño de Cumbayá, en Quito. Una exposición parecida a la que realiza el Night Bazaar del Manso Hostal, con creativos independientes del país.

La línea, que incluirá billeteras, zapatos y cinturones, contendrá 20 piezas en las que ha fusionado cuero de pescado, de cabritilla y telas (algunas de ellas recicladas).

Los diseños, que pueden tomar dos meses en producirse, tiene un complejo proceso de elaboración. Primero, sostiene Carrasco, se crea el concepto basado en la inspiración de cada colección. Se bocetean modelos y se definen colores. Luego, explica, se diseña un molde base del cual parte la serie y se hacen pruebas antes de iniciar la producción.

Róbalo, dorado, corvina, tilapia y sardina son algunas de las pieles que cubren cada una de las piezas que fabrica. También utiliza cuero vacuno, caprino y de avestruz. Los modelos que más piel necesitan, manifiesta son los zapatos cerrados. Generalmente utiliza dos pieles por cada pieza que confecciona.

En ocasiones, los clientes se preguntan si la piel de pescado podría dejar mal olor al usarla. Carrasco asegura que no. “Antes de obtener el producto final pasa por procesos de lavado, curtido vegetal y tinturado los cuales eliminan cualquier olor”, recalca. Carrasco, quien tiene como sus referentes a los diseñadores Ricky Sarkany (Argentina) y Bárbara Briones (Chile), adquiere cada quince días piel de pescado de Playas.

Pese a que, afirma, aún no ser muy conocida en el medio, sus colecciones ya fueron expuestas en noviembre pasado en un bazar en Holanda.

Sobre ella

Actualmente participa en el Concurso de Emprendimiento Creativo de la Universidad de Palermo, en Argentina.

Contáctese con ella a través del sitio web: www.inescarrasco.com.

Sus diseños se comercializan desde los $ 30.

Sígala en Twitter como @inescarrasco.