Ecuador, sin el mínimo de espacios verdes requerido por la OMS

EFE
QUITO.- En las zonas urbanas de Ecuador existen unos 4,7 metros cuadrados de espacios verdes por ciudadano, una cifra que no alcanza los mínimos recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), según apuntó hoy el INEC.

El director ejecutivo del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), Byron Villacís, explicó que la OMS coloca esa cifra mínima en 9 metros cuadrados de área verde por ciudadano, una cifra que sólo superan diez ciudades ecuatorianas, entre ellas la capital, Quito, pero no otras localidades principales como Guayaquil o Cuenca.

En la capital ecuatoriana, que ocupa un valle en los Andes, hay 20,4 metros cuadrados de verde por habitante.

Aun así, Quito se sitúa por debajo de otras grandes ciudades latinoamericanas, como las brasileñas Río de Janeiro, con 58 metros cuadrados, Sao Paulo con 54,7, y Curitiba con 51,5, México DF con 28,4 o Santiago con 26,1.

Villacís destacó que en Ecuador hay "un severo déficit" de áreas verdes y alertó de que para este índice no sólo se tienen en cuenta los parques, sino también las plazas, aunque no tengan vegetación, por lo que las cifras disminuirían si éstas se excluyeran.

Los espacios verdes, según Villacís, son importantes porque tienen una función de recreación, pero también porque "ayudan a la eliminación del polvo, de contaminantes gaseosos, de emisión de ruido y ayudan al enriquecimiento de la biodiversidad y de la protección del suelo".

Además de Quito, cuentan con alto índice de verde la ciudad de Mera, en la provincia amazónica de Macas, con más de 23,8 metros cuadrados por habitante, y Humboya en Zamora Chinchipe, también en la Amazonía, con casi 16.

Al final de la cola se encuentran Nuevo Rocafuerte, en la provincia amazónica de Orellana, con 0 metros cuadrados por habitante, San Jacinto de Buena Fé, en la provincia de interior de Los Ríos, con 0,1, y Pedernales, en la costera de Manabí, con casi 0,2.

A nivel provincial, Pichincha, cuya capital es Quito, es la que obtiene mejor nota, con más de 18,8 de metros cuadrados por habitante y es la única que se posiciona por encima de los parámetros de la OMS.

Aparte de Pichincha, solamente la provincia serrana de Tungurahua, con un índice de áreas verdes de 6,18 metros cuadrados por habitante, supera el índice nacional de unos 4,7.

Las provincias costeras predominan en las zonas bajas de la tabla, algo que según Villacís se debe a que las playas "están consideradas como sectores dispersos o áreas naturales", por lo que no cuentan como áreas verdes.

Por otro lado, Villacís resaltó como dato preocupante que las zonas verdes en las principales ciudades del país, como Quito, Guayaquil y Cuenca no se encuentran donde hay mayores concentraciones de población.

Cuenca y Guayaquil, con 1,8 y 1,1 metros cuadrados respectivamente, se sitúan por debajo de otras ciudades de la región, como la brasileña Belo Horizonte con 18,3, la uruguaya Montevideo con 9,2, la colombiana Medellín con 5, o la peruana Lima con 2.

Con esta investigación, Villacís dijo que el INEC quiere motivar a los municipios para que en sus planes de ordenamiento territorial "contemplen la creación y la conservación de las áreas verdes", para el esparcimiento de la población y para mejorar la calidad del ambiente.

INEC hizo su estudio en base a cartografía digital de 221 zonas urbanas, explicó Villacís.