Aumentaron consultas por asma del 2% al 12% en 10 años

En el transcurso de diez años las consultas por casos de asma se incrementaron del 2% al 12% en el hospital Neumológico Dr. Alfredo Valenzuela, según su director, Giovanny Narváez.

Esto lo atribuye a las circunstancias ambientales, entre ellas la polución presente en ciudades con muchos vehículos, como Guayaquil; a la exposición a pesticidas o insecticidas, y a los ácaros presentes en las camas, las alfombras y los muebles.

A estos se suman la caspa de animales domésticos, la humedad, el humo del cigarrillo, el polen de las plantas, la pintura, el cloro y los detergentes, según el neumólogo tratante y responsable del Club de Asma de este centro, Camilo Coronel.

Además la Organización Mundial de la Salud (OMS) agrega otros factores desencadenantes, como el aire frío, las emociones intensas, como la ira o miedo, y el ejercicio físico.

Pues el asma es una enfermedad crónica –cuya gravedad y frecuencia varían de una persona a otra– caracterizada por ataques recurrentes de falta de aire y un sonido silbante y chillón en la respiración debido a que el aire fluye a través de las vías respiratorias estrechas.

En este hospital el asma bronquial se encuentra dentro de las 10 primeras causas de morbilidad (proporción de personas que enferman en un sitio y tiempo determinado). En el 2011 ocupó el segundo lugar, con 1.882 atenciones en consulta externa; y en lo que va del 2012 ocupa el cuarto, con 121.

Narváez asegura que por esta enfermedad no hay muertes en este hospital, ya que cuando los pacientes llegan con crisis asmáticas son atendidos en Emergencia, donde –indica– cuentan con personal capacitado y equipos apropiados. Ahí, dependiendo de los casos, se les hace oxigenoterapia, monitoreo, intubación traqueal, hidratación, radiografías, etcétera.

Sin embargo, la OMS estima que las muertes por asma aumentarán en casi el 20% en los próximos 10 años, si no se toman medidas urgentes. Coronel explica que la mayoría de casos no son detectados a tiempo porque en las unidades de salud que no son especializadas en afecciones respiratorias confunden los síntomas con una bronquitis o influenza.

El asma no tiene cura en los adultos y en los niños es la enfermedad crónica más frecuente, que puede desaparecer o empeorar en el desarrollo. Pero puede controlarse con varios planes de prevención y tratamientos adaptados a la sintomatología de cada paciente.

Los síntomas pueden aparecer varias veces al día o en la semana. En algunos pacientes empeoran con la actividad física o por la noche. Si no se identifican y evitan los desencadenantes de la broncoconstricción, pueden producirse ataques de asma o falta de aire.

La OMS señala que el tratamiento apropiado son los corticosteroides inhalados, utilizados para atenuar la inflamación bronquial. Coronel recomienda un inhalador cada vez que el paciente se siente mal o hacer un tratamiento diario para evitar las recaídas.

Dependiendo de si el asma es leve, grave, persistente o intermitente, Coronel aconseja acudir al médico cada mes o trimestre. En el hospital neumológico existe desde el 2003 el Club de Asmáticos, que se reúne dos o tres veces al mes para hablar sobre la enfermedad y recibir recomendaciones de alimentación, pues esta varía dependiendo si se tienen otras enfermedades, como hipertensión, diabetes, anemia y desnutrición. Las siguientes charlas se iniciarán en junio próximo y durarán hasta diciembre. Los encuentros son de 10:00 a 14:00 en el hospital, ubicado en el cerro del Carmen.

Presencia

Según la OMS, el asma está presente en todos los países, independientemente de su grado de desarrollo.

Muertes

Más del 80% de las muertes por asma tienen lugar en países de ingresos bajos y medios-bajos, dice la OMS.

Total de casos

Se calcula que actualmente hay 235 millones de pacientes con asma en el mundo.