Descartaron virus en una maternidad

Manuel Toro
ESMERALDAS.- Luego de que usuarios de la maternidad Virgen de la Buena Esperanza, al sur de Esmeraldas, aseguraron que tres bebés habían fallecido en menos de 24 horas, el gerente del Área de Salud Nº 1, Luis Gracia Bone, confirmó ayer el de otros tres recién nacidos, pero aclaró que ocurrieron en distintas fechas: el 3, el 10 y el 23 de abril pasados.

Aclaró que las muertes se dieron por distintas causas y no por algún virus, o por sufrimiento fetal (problemas en el embarazo que originan inconvenientes al nacer), como dijo a este Diario el director de la maternidad, Freddy Briones.

Gracia detalló que los fallecimientos de los recién nacidos se debieron a factores externos que involucran especialmente al cuidado que debe tener la madre durante el embarazo, pero aceptó que hay elevados casos de complicaciones, en especial en madres adolescentes, entre 14 y 23 años.

Según estadísticas de esta maternidad, en marzo hubo catorce nacimientos de niños prematuros, es decir, niños de entre 25 y 30 semanas de gestación, cuando lo normal es que el parto sea a las 40 semanas. Ya en marzo se registraron las muertes de dos niños prematuros en esta casa asistencial.

La cifra aumentó en este mes. Hasta ayer se habían producido los nacimientos de quince niños prematuros, de los cuales uno falleció el 3 de abril, mientras que los decesos de los otros dos menores, el 10 y el 13 de este mismo mes, fueron por sufrimiento fetal agudo, según el diagnóstico médico.

Gracia admitió que la maternidad no estaba preparada para recibir el flujo de pacientes que se atiende actualmente por el cierre del hospital Delfina Torres (en remodelación).