Medicinas para pacientes con VIH se caducaron en farmacias del IESS

En un inventario realizado a las bodegas de la farmacia del hospital del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Teodoro Maldonado Carbo de Guayaquil, se determinó que 3.200 tabletas de zidebudina y 1.470 cápsulas de acitretin, medicamentos para las personas con VIH (sida), se caducaron y no fueron entregadas a los pacientes.

Dicho inventario fue realizado en diciembre del 2010 y en él participó la veeduría ciudadana que investigó los procesos de adquisición de bienes y servicios en el hospital Teodoro Maldonado Carbo, entre el 2008 y el 2010.

Según Rocío León Carpio, integrante de la veeduría (junto a Arsenio Palacios, Galo García, Carmen Recalde y Gilma Wheatley), en aquella fecha los pacientes con VIH cuestionaban que dichas medicinas no eran entregadas en las farmacias. "Todos sabemos que los enfermos de sida deben tener su medicina a tiempo, y no puede ser que por irresponsabilidad de quienes integran la farmacia del Teodoro Maldonado Carbo, ellos no hayan recibido su medicamento".

Carpio cuestionó que luego de seis meses de haber presentado el informe (octubre del 2011) al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPC), este organismo recién comience la investigación de las presuntas irregularidades encontradas en el hospital del Seguro de Guayaquil.

En tanto, Romel M (nombre protegido), uno de los pacientes que no recibió la medicina en esa fecha, indicó que tuvo que esperar hasta enero del 2011 para obtener su receta.

Este joven, de 26 años, afirmó que esa no fue la única vez que no recibió la medicina, ya que en julio del 2011 se repitió lo mismo. "Quizás había la medicación, pero la negligencia del personal que trabaja en la farmacia hace que nosotros no podamos seguir los tratamientos como se debe".

Mientras que Eduardo R, otra de las personas contagiadas con VIH, afirmó que los problemas con las medicinas en el hospital son a menudo. "Siempre dicen que no hay, que no llegan, que tenemos que esperar; sin embargo, los medicamentos se caducan en la bodegas, porque no son capaces de entregarlos o fijarse de la fecha de expiración".

Entre otras medicinas que la veeduría detectó su caducidad están: 61.860 tabletas de ranitidina de 300 mg (para tratamiento de la gastritis), 60 ampollas de insulina (para pacientes diabéticos), 50 fundas de glucosa al 50% caducadas y con hongos y 22 ampollas de manitol al 20% (para el tratamiento de los accidentes cerebrovasculares).

El inventario de las medicinas caducadas fue firmado por Mercedes Jaramillo Mendoza, coordinadora de control de inventario; Jacqueline Roldán, coordinadora de farmacia y Cristóbal Moreira, guardalmacén de bodegas de Fármacos.

El CPC solicitó el pasado 8 de marzo al director general del IESS, Fernando Guijarro, información sobre las medicinas, las cuales, según un oficio entregado al CPC, fueron contestadas por el director del hospital Teodoro Maldonado Carbo, Francisco Ceballos, el pasado 30 de marzo.

El documento señala que mediante oficio BF196-012, del 20 de marzo del 2012, la coordinadora de la farmacia y bodegas de fármacos del hospital, Jacqueline Roldán, emitió un informe, el cual está siendo investigado en el CPC.

El organismo de control también solicitó una aclaración sobre la diferencia de más de $ 12 millones entre el inventario físico y contable en medicinas, según oficios firmados por Fausto Heredia, subdirector de Salud Familiar del IESS.

Este Diario intentó ayer una nueva entrevista con el director del hospital, pero se informó que el presidente del Consejo Directivo del IESS, Ramiro González, dará hoy una rueda de prensa para aclarar los temas abordados por este Diario.

Apuntes: Versión de Empresa
Jon & Die Medical
Rafael González Cedillo, gerente de la empresa Jon & Die Medical S.A., encargada de entregar el acelerador lineal (equipos para el tratamiento de pacientes con Cáncer) para los hospitales del Seguro Social de Guayaquil, Quito y Cuenca, desmintió ayer que sea familiar del presidente del Consejo Directivo del IESS, Ramiro González, como lo determina el informe de la veeduría ciudadana que se realizó en el hospital Teodoro Maldonado Carbo de Guayaquil, durante el 2008 y el 2010.

Según González, no conoce al director del IESS y la única relación que tienen es la de la entrega de los equipos y la similitud de sus apellidos.

Estos equipos debieron ser entregados al hospital en Guayaquil en agosto del 2010, sin embargo, aún no llegan.