'Ecuador tiene talento', otro sueño para triunfar

En un recorrido por Guayaquil, Quito, Ambato, Machala, Ibarra y otras ciudades, el staff del programa ‘Ecuador tiene talento’ encontró desde cantantes hasta magos y bailarines. La nueva apuesta de Ecuavisa, que se estrenó a las 20:30 del domingo pasado, se tomó una hora y media para mostrar a sus famosos en potencia.

El presentador Diego Spotorno y los cantantes Enrique Aymara y Karla Canora se estrenaron como jurado. El método de calificación recordó mucho al utilizado en otros realities que buscan ‘sacar perlas de las ostras’, la franquicia Got Talent, creada por Simon Cowell: dos “sí” les bastaban a los participantes para continuar en la próxima ronda y tres grandes equis rojas podían ser encendidas por los jueces para comunicar a los aspirantes su descalificación.

Algunos de los afortunados fueron un muchacho que enganchó a la audiencia con la interpretación de O Sole Mio; un grupo de magos, un bailarín que se movía diestramente, con pasos de alto grado de dificultad y que evidenciaban su elasticidad; un salsero, un hombre con discapacidad que cantó un valse de J.J., entre otros.

Nicolás Espinoza, quien ocupó el segundo lugar en otro show buscatalentos del Canal del Cerro, es el animador del programa. Su rol es secundario: entrevista brevemente a los concursantes antes y después de su actuación.

En esos diálogos se visualizaron los festejos y las lágrimas que se desprendían tanto de los fracasos de quienes no pasaron a la siguiente fase y las de emoción de quienes se fueron aplaudidos y felicitados por los jueces, que calificaron de acuerdo con lo que les gustaba o no, sin dar argumentos técnicos de las participaciones. Tampoco dejaron culminar su participación a muchos de los concursantes que no los cautivaron con sus destrezas, lo que al final terminaba con bromas.

Los más pequeños fueron los protagonistas del show. Pintados de dorado y haciendo acrobacias, dos hermanos complacieron al jurado y al público, así como otro niño que con dominio escénico y un final dramático logró seguir en competencia. Los concursantes más ‘pintorescos’ que atraparon tres votos afirmativos fueron uno autodenominado el ‘Pitbull de Ecuador’ y que terminó haciendo un show de striptease, otro que acudió disfrazado de ave y logró una suerte de melodía a través de silbidos y entonación de varios instrumentos a la vez, así como un dúo de indígenas que sorprendió a la audiencia con una interpretación de rap.

El programa lo finalizó un joven que fue al show acompañado de su amigo Don Day, el ganador de ‘Escuela de famosos’. Con su pericia en el beatboxing (una forma de percusión vocal), el participante superó la prueba y aspira a ganar, así como sus rivales, los $ 20.000 destinados al primer lugar. El show adelantó que tiene más talentos por mostrar en su siguiente capítulo, este domingo.