10 fallecidos y más de 4.000 evacuados en tres meses de lluvias

AP
QUITO.- 10 personas fallecieron, 14 resultaron heridas y 4.716 evacuadas desde enero, en cinco provincias ecuatorianas, tras el desbordamiento de ríos, inundaciones y deslaves, informó este domingo la Secretaría de Gestión de Riegos.

A inicios de marzo, el gobierno decretó el estado de excepción en El Oro, Manabí, Guayas, Los Ríos y Loja, provincias afectadas mayormente por el temporal. La medida dispuso la transferencia inmediata de recursos para obras de mitigación.

Según el informe suministrado el domingo por la Secretaría, el número de afectados por el invierno en estas zonas asciende a 78.403 personas, mientras a nivel nacional el número es de 84.657.

De los 4.716 evacuados, al momento 2.812 permanecen en los 94 albergues dispuestos para la emergencia, mientras unos 1.554 se encuentran en casa de familiares, indicó este domingo a la AP el técnico de turno de la sala situacional de la Secretaría, Christian Taco.

Otras 557 personas han sido categorizadas como damnificadas porque "pierden sus viviendas y deben ser reubicadas", explicó.

Tapia no detalló los motivos de muerte de unas 10 personas, cinco de las cuales perecieron en Manabí, una de las provincias más afectadas. Los decesos se contabilizaron desde inicios de enero cuando empezó el invierno, agregó.

En cuanto a daños materiales, el reporte estableció que 186 viviendas quedaron destruidas, mientras 12.509 están afectadas pero pueden repararse.

En cuanto a hectáreas de cultivo, han desaparecido 19.215, mientras 20.560 están afectadas, al igual que unos 7.091 kilómetros de vías y 25 puentes.

La víspera, un "gran deslizamiento" bloqueó el cauce natural del río Coaque, en Manabí, provocando el represamiento del agua, informó el secretario del ramo, Walter Soliz, y señaló que técnicos analizan caminos de desfogue. En la comunidad aledaña se evacuó a los pobladores por prevención.

Durante su programa sabatino, el presidente Rafael Correa aseguró que una vez que se superen las inundaciones se atenderá al sector agrícola con créditos para que inicien nuevos cultivos.

El gobierno estudia al menos cinco megaproyectos para controlar inundaciones en época invernal, mismos que estarán operativos en dos años.