Enfermedades invernales aquejan principalmente a los más pequeños

En centros y subcentros de Salud del Ministerio de Salud Pública (MSP), así como en dispensarios médicos del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y en otros parroquiales, se ha incrementado la atención a pacientes con afecciones respiratorias, gastrointestinales y dermatológicas, según los doctores, quienes agregan que más del 60% son menores en edad escolar.

Los males respiratorios representan un incremento de aproximadamente el 30% en relación con los pacientes que se atendían entre octubre y noviembre del año pasado, concuerdan galenos de algunos centros, pese a que el total de usuarios que acude a cada sitio varía el uno del otro.

Por ejemplo, en el centro de salud del MSP de la coop. Pancho Jácome se atienden unos 400 pacientes a diario, de los cuales unos 120 son por afecciones respiratorias, pero antes solo se trataban unos 80.

Una pediatra del dispensario Sur Valdivia (IESS) –en el que se atiende desde las 08:00 hasta las 16:00– señala que los casos van en aumento desde fines de diciembre pasado y lo atribuye al cambio climático. Pues desde esa época se iniciaron las lluvias y con ellas las variaciones en la temperatura y los altos porcentajes de humedad en el ambiente.

En el subcentro del Ministerio de Salud Pública (MSP) de la isla Trinitaria, el epidemiólogo Carlos Vera explica que a diario atienden a unos 33 pacientes con gripes, laringitis o faringitis y refiere que el 60% de usuarios llega en busca de un pediatra.

Mientras que en el hospital de niños Francisco de Ycaza Bustamante, de los más de 100 pacientes que el jueves pasado esperaban atención en el área provisional de Consulta Externa –al pie de la calle–, alrededor del 30% padecía de males respiratorios y gastrointestinales.

Trece de ellos llegaron con fiebre, tos con flema y malestar. “Tiene ocho días así, no sabía adónde llevarlo. Me dijeron que aquí sí hay especialistas”, comenta Rosa Toala, quien llegó con su hijo de 1 año a las 07:00, desde El Empalme, pero recién cerca de las 11:00 fueron atendidos.

En el dispensario de la parroquia El Sagrario (de la Curia), ubicado en las calles 10 de Agosto y Clemente Ballén, la mayoría de niños llega con tos, rinitis alérgica y rinorrea, explica el doctor Guido Romero.

En este centro, donde se atiende a los usuarios desde las 08:30 hasta las 17:30, se hacen unas dos terapias respiratorias al día; sin embargo, Romero dice que en el 2011 hubo más casos y se hacían unas cinco.

La segunda enfermedad que ha mostrado un aumento notorio, de aproximadamente el 20% en los centros de salud, es la gastrointestinal.

Solo en el dispensario de Salud de la isla Trinitaria se atienden unos 27 casos diarios, manifiesta Vera.

Mientras que en los dos consultorios de pediatría del dispensario médico San Judas Tadeo, ubicado en la cdla. Miraflores, llegan unos ocho pequeños con estas infecciones, pero antes solo se recibían cuatro.

Al hospital Francisco de Ycaza Bustamante acudió el jueves pasado Fabiola Rodríguez con su hija de 4 meses, desde el cantón El Triunfo.

Los síntomas que evidenciaba la pequeña eran diarrea y vómito. “Va siete días con esos síntomas y está anémica. Quiero que me le manden exámenes de sangre o de heces para saber qué tiene”, expresa la madre.

Y la tercera afección que ha presentado un aumento de casos, aunque solo del 10% en algunos centros y del 5% en otros, es la relacionada a la piel, especialmente salpullidos a causa del calor y la humedad, y las inflamaciones de las picadas de mosquitos y otros insectos.

En el centro de Salud del MSP, en la isla Trinitaria, se reciben unos diez casos diarios, mientras que en el dispensario San Judas Tadeo, unos tres.

Este Diario solicitó varias veces una entrevista con la directora del hospital Francisco de Ycaza Bustamante, Patricia Parrales, para tratar sobre los casos reportados de las distintas enfermedades invernales en esta casa de salud, pero ella no se pronunció.

A los centros médicos también asisten los pacientes con síntomas de dengue, pero estos son transferidos a los hospitales para hacer las pruebas confirmatorias. Solo en Guayas había hasta el jueves 263 casos en lo que va del año.

Mientras, otros médicos hacen recomendaciones para evitar que las enfermedades se agraven y sea necesaria la hospitalización.

Romero recuerda que los pacientes no deben automedicarse porque hay indicaciones y contraindicaciones. Asimismo, es importante una dosificación de acuerdo con el peso, edad; uno de los riesgos es que haya reacciones alérgicas.

Una pediatra del dispensario Sur Valdivia aconseja a los padres que solo acudan a las citas médicas con el hijo que necesita la atención, ya que por lo general llevan a los hermanos para que los acompañen, pero no caen en cuenta que los exponen a contagiarse de otras enfermedades mientras están en las áreas de espera que, por lo general, son reducidas y focos de infección.