Extensiones de universidades E se alistan para evaluación

Convertir los paralelos tradicionales en aulas virtuales, adecuar salones para que profesores se reúnan con sus alumnos luego de la jornada de clases e interactuar con otros catedráticos, a través de videoconferencias, son parte de los cambios que iniciaron las extensiones de las universidades del Pacífico (Escuela de Negocios) y Cristiana Latinoamericana que operan en esta ciudad.

Los dos centros de estudios constan dentro del listado de las 26 universidades que tienen categoría E y que están siendo evaluadas desde el pasado lunes por el Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Ceaaces). De este análisis dependerá si continúan o no operando.

Trece universidades constan dentro de un primer listado para ser inspeccionadas. La E fue la categoría más baja que dio en su informe de evaluación a las universidades, extensiones y centros de estudios del 2009 el Consejo de Evaluación y Acreditación (Conea), que fue reemplazado por el Ceaaces.

Un informe que ha sido cuestionado por autoridades de universidades como la del Pacífico. Martha Vallejo, exrectora de esta institución y actual decana de Derecho en esta ciudad, señaló que en la última evaluación no se tomó en cuenta la infraestructura.

En Guayaquil la extensión funciona en 20 mil m² ubicados en el km 7½ de la vía a la costa. Aulas, laboratorios, bibliotecas y auditorios adecuados forman parte de la infraestructura que fue levantada desde el 2003.

"Nos opusimos y nos hemos opuesto a esta calificación y estamos en espera de una revisión de esa clasificación", indicó Vallejo, al indicar que esta universidad fue, antes del informe del entonces Conea, sede en el 2009 de más de 400 universidades que participaban en la asamblea anual del Consejo Latinoamericano de Escuelas de Administración (Cladea).

Entre las actuales adecuaciones que se han aplicado está el rediseño del aula de profesores que hoy cuenta con cubículos.

Asimismo, se contrataron profesores a tiempo completo para que se realicen investigaciones, aunque, recalcó, la universidad ya lo hacía, pero muchos docentes trabajaban medio tiempo porque son empresarios. Pero no se tomó en cuenta en el informe del antes Conea que el 90% del personal docente ya tenía una maestría.

Vallejo comentó que aspira a que esta evaluación sea seria. "Queremos que se revisen los indicadores", dijo y agregó que no está de acuerdo con que esta evaluación defina si estas universidades continúan abiertas o no porque es un proceso que requiere tiempo.

Lo mismo opinó Walter Manzo, delegado rectoral de la Universidad Cristiana Latinoamericana (UCL), que maneja la extensión en Guayaquil. "Se maneja el discurso que hay muchas universidades particulares que son de 'garaje' y nos olvidamos que esto es un proceso que hay que ir mejorando, sí; que hay que ir corrigiendo, sí señor, hay que hacerlo, porque somos universidades jóvenes".

Entre los cambios que se están aplicando son el convertir las aulas en virtuales, con capacidad para 5, 15 y 30 alumnos, que permitirán comunicarse por videoconferencias con docentes y alumnos de otras extensiones de esta universidad.

Según Manzo, la matriz ya cuenta con estas instalaciones y la extensión y están por instalar los equipos. Estos ajustes le han significado una inversión de 50 mil dólares, agregó.

También tiene consultorios que ofrece sin costo asesoría psicológica, pastoral y asesoramiento microempresarial.

Manzo indicó que la planta central de la Universidad Cristiana Latinoamericana fue visitada ayer por los examinadores del Ceaaces y la extensión de esta ciudad será inspeccionada el próximo lunes.

El Consejo de Evaluación, Acreditación y Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior (Ceaaces) realizará la verificación in situ mañana, a las 10:30, en la Universidad Tecnológica Empresarial de Guayaquil (UTEG).