Hay situación de riesgo por dengue, según SNEM

Según un estudio, se ha detectado que en el Ecuador circulan los cuatro serotipos de dengue (1, 2, 3 y 4), explicó el subdirector técnico del Servicio Nacional de Control de Enfermedades transmitidas por vectores artrópodos (SNEM), Lenín Vélez. Pero también hay varios genotipos, como los africanos, asiáticos y americanos.

“Desde ese punto de vista, yo diría que epidemiológicamente eso nos pone en una situación de riesgo en relación con el dengue y podrían ocurrir más casos de dengue severo (antes llamado hemorrágico)”, dijo.

Pues refirió que desde el 2001 se empezaron a detectar casos de tipo hemorrágico, porque llegó el serotipo 2 y a partir de esa época se incrementó la presencia de los otros serotipos.

La incidencia del vector en las ciudades del país es alta, según el director del SNEM, Raúl Veloz Pérez, pues han detectado que el índice es mayor a cinco (número límite), por lo que es posible la transmisión y la ocurrencia de epidemias, expresó.

Para obtener esa tasa se hace una relación entre el número de casas visitadas por el SNEM y los criaderos del mosquito Aedes aegypti identificados en el interior de las viviendas.

Los casos de dengue que se han registrado en la provincia durante las primeras semanas de este año evidencian una posible epidemia. Desde el 1 de enero hasta el miércoles pasado la cifra llegó a 103, de estos tres son hemorrágicos, y se produjo la muerte de una menor.

Las estadísticas actuales son mayores en el 155% a las registradas por la Dirección Provincial de Salud durante las tres primeras semanas de enero del 2011, cuando se detectaron 40 casos. Sin embargo, esta cifra es menor a la del mismo periodo del 2010 (99), pues en ese año se detectó una epidemia.

Durante el 2010 se identificaron 12.267 casos de dengue clásico en las regiones Costa e Insular (Galápagos), 2.860 de ellos solo en el Guayas, y adicionalmente 300 de tipo grave.

Mientras que en el 2011, la cifra de los clásicos se redujo a 4.915 (1.562 correspondientes a Guayas) y hubo 78 graves.

La directora provincial de Salud, Rosario Cantos, mencionó que el mayor número de pacientes que se han infectado en este año proviene del cantón Durán, la cooperativa Francisco Jácome, Bastión Popular, Sauces y Los Vergeles.

En este último sector los moradores se quejan por la falta de atención de las autoridades en los servicios básicos, en el poco control que hay hacia los dueños de solares vacíos y la reducida colaboración entre vecinos para mantener limpias las calles y sus propias viviendas.

En el callejón 23 A (foto), frente a la iglesia evangélica Camino de Vida, el agua se empoza por las lluvias, hay terrenos abandonados con maleza crecida y los moradores de otras calles llegan para dejar basura.

Un equipo de este Diario evidenció que el personal de Puerto Limpio recorrió el sector para recoger los desperdicios, pero en este sitio no se detuvo.

La acción que actualmente ejecutan las autoridades, tanto gubernamentales como municipales, para controlar la proliferación del mosquito es la fumigación en el interior de las casas y en las calles.

Para este cometido el Municipio inauguró ayer su 21ª campaña a través de la cual se prevé fumigar 174.328 viviendas de las parroquias Tarqui, Febres Cordero, Letamendi, García Moreno, Pascuales, Chongón, Progreso, El Morro, Posorja, Tenguel y Puná.

Para el director del SNEM, la fumigación es una medida que no resuelve la problemática del dengue, aunque apoya al control de la enfermedad. “Utilizamos químicos que matan los vectores, pero debemos hacer un uso prudente porque podrían tener algún efecto adicional al que queremos, así que esta actividad se la hace con mucha prudencia y en áreas donde el problema es evidente”, dijo.

Pues indicó que hay indicios de que el vector ha desarrollado resistencia a algunos de los productos químicos que se utilizan, por lo que se debe cambiar a otros y la oferta es reducida.