Murciélagos atacaron a niños y hay tres muertos por rabia en Morona

Dos hermanos, de 9 y 11 años, oriundos de la comunidad Tarimiat, cantón Taisha (Morona Santiago), fallecieron entre el jueves y viernes pasados a causa de rabia humana originada por mordeduras de murciélagos.

Unos 15 días antes, por el mismo motivo, murió una niña de 5 años, de la vecina comunidad shuar Surik Nuevo.

Los tres decesos fueron confirmados por Agustín Wachapá, coordinador del Subproceso de Salud Intercultural, de la Dirección de Salud de Morona Santiago, quien sostuvo que actualmente se ejecuta un plan de vacunación en esos poblados, que consiste en la aplicación de dosis durante 7 días consecutivos, “priorizado a los niños o personas adultas que han sido mordidos por el murciélago”.

Según Wachapá, los hermanos Emerson (9) y Janeth (11) Sumpinanch Sumpa, murieron en el hospital regional Vicente Corral Moscoso, de Cuenca, adonde habían sido trasladados de emergencia.

Ambos ingresaron a esa casa de salud, confirmó su director Iván Freicán. Sin embargo, precisó que el niño de 9 años murió en el hospital y que su hermana, de 11 años, pereció en el camino de vuelta hacia Morona Santiago, pues el padre, al confirmar que la rabia humana mató a uno de sus hijos, exigió llevarse a su otro descendiente, explicó.

El Instituto Nacional de Higiene Leopoldo Izquieta Pérez analizó muestras del niño que arrojaron como resultado: cerebro humano positivo para rabia. El documento agrega una nota: La rabia es una enfermedad 100% mortal, prevéngala.

Freicán sostuvo que desde el ingreso de los menores se manejaba la hipótesis de rabia. Dijo que presentaban señales de mordeduras de murciélagos e hinchazón en la cabeza. Señaló que el cuadro clínico fue afectación neuronal en la base de cráneo. “Ingresaron con encefalitis viral, que es una enfermedad viral a nivel del cerebro”, dijo Freicán.

Mientras, la asambleísta por Morona Santiago Diana Atamait (Pachakutik) dijo que habría 200 habitantes de la comunidad Tarimiat en peligro de adquirir rabia humana si no son vacunados con celeridad. Y fustigó el reciente despido del médico –dentro del plan estatal de renuncias obligatorias– de la ambulancia aérea que, según ella, demoró la atención en la comunidad afectada.

La legisladora también criticó a la Dirección de Salud de la provincia por no proporcionar supuestamente la ambulancia aérea para el traslado de los cadáveres hacia la comunidad amazónica de donde eran oriundos los hermanos.

En tanto, la niña de 5 años fallecida hace 15 días se llamaba Diana Nantip, según Agustín Wachapá, de Subproceso de Salud Intercultural.

En septiembre pasado, en la misma provincia, la Agencia Ecuatoriana de Aseguramiento de la Calidad del Agro (Agrocalidad) confirmó un brote de rabia a causa de mordeduras de murciélagos. Dio cuenta de un brote de rabia bovina en el cantón Morona y en la parroquia Sevilla Don Bosco, pero sin precisar cuántos animales habían sido mordidos; más bien, refirió que el foco del mal había sido atendido “oportunamente”.