ConduEspol inició las clases para choferes profesionales

Franklin Cabanilla, de 40 años, trabaja hace más de 10 como taxista informal. En los últimos años quiso legalizar su unidad, pero como requisito necesita la licencia profesional.

Por este motivo se inscribió en la Escuela de Conductores Profesionales de la Politécnica del Litoral (ConduEspol) y desde el pasado 3 de octubre –que se inauguró la academia– recibe clases.

Cabanilla debe acudir todos los días al campus politécnico de La Prosperina, en donde recibe la capacitación teórica y práctica para obtener su licencia de categoría C (camiones sin acoplados, vehículos de transporte de pasajeros de no más de 25 asientos, automóviles y camionetas con acoplados de hasta 1,75 toneladas de carga).

El aspirante asegura que escogió a ConduEspol por el renombre de la Universidad, porque, dice, no confía en las escuelas del Sindicato de Choferes Profesionales ya que algunos allegados le han comentado que perdieron dinero y las fechas de inicio de los cursos se postergaban constantemente.

Junto con Cabanilla más de 1.000 conductores reciben clases de computación, mecánica, relaciones humanas, psicología aplicada a la conducción, leyes de tránsito, entre otras materias, para obtener la certificación profesional, porque la escuela está avalada por la Agencia Nacional de Tránsito.

El director de ConduEspol, Edwin Tamayo, explica que para impartir las clases se capacitó a los instructores durante unos 90 días. Entre ellos constan profesores de la Espol y exoficiales de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE).

El mayor de la CTE, José Arámbulo, destaca que a sus estudiantes de Educación Vial les enseña principalmente tres consignas: puntualidad, colaboración y respeto.

“A nosotros no solo nos interesa formar a conductores, sino a personas de bien”, agrega Tamayo.

Los seis meses que duran los cursos serán dictados en 14 aulas ubicadas en el bloque integrado al Núcleo de Tecnologías del campus. También hay dos laboratorios de computación.

La coordinadora de esta asignatura, Bárbara Muñoz, señala que ha habido ciertos inconvenientes en la enseñanza de las herramientas informáticas.

Aproximadamente el 50% de los estudiantes no ha tenido previamente acceso a una computadora por lo que se les hace un poco complicado el contenido de la materia, pese a que solo se imparten conocimientos básicos de los programas de Microsoft Office (Excel, PowerPoint) y Windows.

Para ayudar a ese porcentaje de alumnos Muñoz explica que sienta en la misma mesa a uno que sabe un poco más con otro que recién está aprendiendo.

Mientras Tamayo analiza contratar a dos ayudantes de laboratorio para que los ayuden a reforzar los conocimientos fuera de las horas de clase.

Para las clases prácticas se adquirieron 12 vehículos Chevrolet, modelo Aveo, y se encuentran en proceso de compra otros 10 y 2 camionetas que se utilizarán para los exámenes.

Para el director, la escuela tiene como meta ser acreditada con el certificado ISO 9001 y para ello se contrató a Rayza Macías, encargada de los controles de calidad. Pues Tamayo aspira a ubicar a ConduEspol como la mejor escuela de conducción de Latinoamérica.

Los conductores que no pudieron ingresar a los cursos de esta primera promoción deberán registrarse desde enero hasta marzo para empezar en abril del próximo año.

En el caso de que un estudiante no apruebe alguna materia, según la ANT, deberá repetir todo el curso.

Sin embargo, Tamayo asegura que se les ha planteado, aunque todavía sin respuesta, que solo se curse la asignatura reprobada en el examen de mejoramiento.

Costos

El valor del curso para obtener la licencia de categoría C1 es $ 958 + IVA. Adicionalmente hay que pagar $ 33,6 para las pruebas.

Horarios

Las actividades se desarrollan de lunes a viernes, de 07:30 a 12:00, de 12:30 a 17:00, y de 17:30 a 22:00. El horario intensivo de los fines de semana es de 08:00 a 18:00.