En Tungurahua más sarampión y casos sospechosos en Los Ríos

El número de personas con sarampión del genotipo africano aumenta y los casos sospechosos ya trascienden las fronteras de la provincia de Tungurahua, donde se detectó el primer contagio en julio pasado.

Según la cuenta Twitter del Ministerio de Salud Pública (MSP), @MSPEcuador, existen 68 casos de sarampión en Tungurahua, 53 en la parroquia rural Quisapincha, de Ambato, y el resto en las poblaciones aledañas. Sin embargo, el director de Salud de la provincia, Enrique Lana, dijo ayer que son 27 los casos confirmados.

Ayer en la mañana, el viceministro de Salud, Nicolás Jara, en una entrevista con Radio City indicó el posible contagio de un niño en el cantón Quinsaloma (Los Ríos). Sin embargo, Doménica Brhunis, directora del Hospital de Ventanas y que tiene a cargo el área de Quinsaloma, explicó al mediodía de ayer que hubo una confusión y que el probable contagio era en la hacienda La Margarita Tres, en Valencia, zona limítrofe con Quinsaloma.

El caso, que fue tomado como sospechoso, lo detectó el sábado personal del Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI) de la Dirección de Salud de Los Ríos, cuando personal del Centro de Salud de Valencia le comunicó que una paciente de 24 años con Síndrome de Down era atendida con síntomas parecidos al sarampión.

Mientras, la directora de Salud de Los Ríos, Marjorie Valle Espín, dijo que un equipo de médicos del PAI, del MSP, investiga unos 5 casos de enfermedades febriles en Valencia y Quinsaloma, pero que aún no es posible afirmar que se trata de sarampión, pues se deben tener los resultados de la toma de muestras. Recordó que los síntomas son las erupciones, fiebre, dolores articulares y malestares generales. Entre las acciones del equipo del PAI están la realización del cerco epidemiológico y vacunación para evitar posibles contagios.

El sarampión del genotipo africano llegó al país a través de turistas europeos que estuvieron en Quisapincha, donde se originó el brote que llegó a Pasa, Martínez y Ambato.

Ante la situación en el país, el ministro de Salud, David Chiriboga, ratificó ayer la compra de 1,5 millones de dosis para iniciar una campaña de vacunación nacional en los próximos días, por el rebrote del sarampión en la Sierra centro. Por lo pronto, el MSP recomendó que al momento de salir del país los viajeros se vacunen, al igual, que los turistas que llegan.

La vacunación también será extensiva para los operadores turísticos, hoteleros, aeroportuarios, portuarios, artesanos y comerciantes de regiones turísticas y de alta migración y trabajadores de salud.

Pese a la inmunización, en el Hospital Docente Ambato se reportan casos de niños con el mal. Al respecto, la asambleísta de Tungurahua, Betty Carrillo (AP), mencionó que sería “terriblemente grave, que caería en la negligencia” el hecho de que se esté vacunando con algo que no sea efectivo.

“Ahí sí las autoridades tendrían que ser sancionadas, porque si médicamente se puede demostrar que es una enfermedad que viene del exterior y estamos vacunando con algo que no es adecuado…”, dijo y acotó que será parte de su labor fiscalizadora.

Advirtió que por unanimidad la Asamblea Nacional exhortó al presidente Rafael Correa a que expida el decreto ejecutivo para que declare a Tungurahua, especialmente a las parroquias Quisapincha, Pasa y Atahualpa, en emergencia sanitaria, a fin de que haya recursos económicos, humanos y tecnológicos para enfrentar la situación, pues hay casos hasta en el sector urbano de Ambato.

Genotipo africano

Deifilia Landeta, responsable de inmunizaciones de la Dirección de Salud de Cotopaxi, donde se toman previsiones ante la enfermedad, comentó que esta situación no es nueva pues la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un llamado a raíz de la realización del Mundial de fútbol en Sudáfrica, en donde ya se advirtió del riesgo de propagación debido al traslado de aficionados a ese país. Desde entonces en América se han detectado 1.005 casos.