500 árboles se plantaron por programa ambiental

“Los árboles nos dan oxígeno y sombra, les voy a echar todos los días agua y que reciban sol”, fueron las palabras que dijo ante sus compañeros el pequeño Manuel Uribe, de 3 años, del jardín Loreto, quien participó en un sketch teatral durante la clausura del programa Un pulmón para mi escuela, por medio del cual recibieron la plantación de 20 futuros árboles.

Así como Manuel decenas de niños participaron de la jornada, como fue el caso de Anthony Baidal, de sexto año de básica. “Cuidarlas (a las plantas) es lo mínimo que podemos hacer, ya que la naturaleza les da el sol”, indicó el alumno.

A Anthony le entusiasmaba la idea, ya que creía que cuando las plantas crezcan podrán sentarse en la sombra después de jugar un partido de fútbol.

Junto a él estaba Gustavo Burgos, de 10 años, con quien se encargarían una vez por semana de dar los cuidados a uno de los árboles plantados.

En la cita los niños leyeron poemas vinculados al árbol, recibieron una explicación sobre el mantenimiento que deberán darles y presenciaron un show de títeres llamado Mi vecino.

El proyecto fue una iniciativa entre Diario EL UNIVERSO y la empresa ambiental Sambito, por medio del cual se entregaron unas 500 plantas frutales a 15 planteles.

Mientras que la directora del preescolar, Sandra de Uvidia, destacó la importancia del compromiso que observaba en los niños, acorde al proyecto del plantel que solo tiene dos años de creación. “Esto guarda un efecto emocional, ya que los niños compararán su crecimiento con el de los árboles”, indicó.

La gerente de ecoproyectos de Sambito, Johanna Morales, explicó que los planteles se inscribieron en la página web del diario, se hizo una selección y se asignó una cantidad según el espacio disponible.

Los arbustos sembrados son mamey, araza, guaba de bejuco y grosella.