Clases se suspendieron en escuela porque padres temen la meningitis

Valeria Resabala, de 7 años, no asistió ayer a la escuela Nuestra Señora de Lourdes, de Mapasingue oeste, aunque la directora provincial de Salud, Rosario Cantos, y la subsecretaria regional de Educación, Mónica Franco, anunciaron la semana pasada que se reanudarían allí las clases.

Esto después de que en la madrugada del pasado 25 de agosto falleció Raúl Vargas Troncoso, de 7 años, uno de los estudiantes y compañerito de Resabala, a causa de meningitis.

Dos días antes, el Instituto Nacional de Higiene (INH) Leopoldo Izquieta Pérez confirmó como positivos dos casos (uno de los infectados fue Vargas) de meningitis por meningococo en esta escuela, luego de que tres menores presentaran en el hospital de niños Roberto Gilbert Elizalde el cuadro clínico de este tipo de bacteria.

A la madre de Resabala, Verónica Parra, de 31 años, a más de la salud física de su hija le preocupa también la psicológica. “Ella está apenada porque era su compañerito, nos dice que no la dejemos morir”, indicó desconcertada Parra, quien pidió asistencia psicológica para los niños de este plantel.

La muerte de Vargas también ha afectado al resto de alumnos y ha alarmado a los padres, entre ellos a Magaly Molina, de 45 años, quien pidió que se mejore la limpieza en la escuela.

La directora Marjorie Delgado indicó que ayer apenas el 20% de los estudiantes acudió a clases, aunque indicó que se espera se normalice en el transcurso de esta semana.

Debido a esto y a la asistencia psicológica que se prevé dar a los estudiantes de este plantel, la directora suspendió los aportes para la próxima semana.

A Parra le inquieta que los médicos del Área de Salud Nº 10 de Mapasingue oeste no anunciaran una fecha exacta en la que se dará tratamiento psicológico a los alumnos de la escuela, en especial a aquellos que fueron compañeros de Vargas.

Libia Fonseca, de 40 años, en cambio, insistió en que es necesario que se den charlas educativas de prevención, las que –según dijo– jamás escuchó en este centro educativo, lo que negó la directora del establecimiento.

Otros padres desconocían todavía los efectos de la meningitis y cómo combatirla, de ahí que insistían en una inmediata vacunación a los menores.

La doctora Carolina Muso, del Área de Salud Nº 10, explicó que el tipo de bacteria que afectó a dos menores y ocasionó la muerte de uno es la meningitis por meningococo tipo B, para la cual, según ella, no hay vacunas en el país, aunque luego indicó que sí hay unas, pero “experimentales”, en Cuba.

El jefe del Área de Salud Nº 10, Sócrates Pozo, aseguró que se mantendrá la atención en el dispensario. Además ratificó que no se han presentado nuevos casos de meningitis.

Los padres de familia, una brigada de salud y personal de la escuela Nuestra Señora de Lourdes tenían previsto realizar ayer una minga de limpieza en el centro educativo.

Asimismo, se anunció la fumigación. Molina, madre de Dereck Estrada, de 7 años, dijo además que es urgente el arreglo de los baños de la escuela.

Mientras tanto, los otros dos menores que presentaron síntomas clínicos de meningitis (a uno de ellos se le confirmó) continúan internados en el hospital de niños Roberto Gilbert.

Ambos se encuentran en sala. La subdirectora Rosa Quinde explicó que uno de los pequeños, que hasta la semana permanecía en cuidados intermedios, luego de que se le confirmara meningitis por meningococo, fue trasladado a la sala de Observación y “evoluciona satisfactoriamente”.

El jefe de Epidemiología de la Dirección Provincial de Salud, Luis Mena, indicó ayer que entre hoy y mañana se prevé tener el resultado de los cultivos para encontrar el caso índice, el cual sospecha que se trata de un paciente asintomático (no presenta signos de meningitis).

Sospechoso

Manuel Traverso, director del hospital Rafael Rodríguez Zambrano, de Manta, anunció ayer que tienen un caso sospechoso de meningitis. Para hoy se prevé que estén listos exámenes de cultivo.