Nuevo equipo para mejorar el diagnóstico del cáncer

Con el propósito de darle un diagnóstico más preciso y mejorar la calidad de vida del paciente con cáncer, la Sociedad de Lucha contra el Cáncer (Solca) inauguró el lunes pasado los primeros equipos Pet Scan, Cyclotrón y Radiofarmacia.

El presidente de Solca, Juan Tanca Campuzano, dijo que con estos equipos “se sabrán los nuevos protocolos que se podrían poner en práctica para salvar la vida del paciente”.

Ahora, ¿en qué consiste la tecnología de estos equipos y cuándo comenzarán a funcionar? La especialista en medicina nuclear de este hospital, Elfa Haro, explicó que se prevé que la unidad operará a fines de agosto.

Esto después de que un equipo de expertos en medicina nuclear, químicos farmacéuticos e ingenieros de servicio culminen su capacitación.

Haro tiene previsto viajar este sábado a Brasil y en agosto lo hará un equipo de físicos y quimicofarmacéuticos. Los unos irán a Brasil y los últimos a Wisconsin (Estados Unidos).

La especialista indicó que la Tomografía por Emisión de Positrones (PET) es un método de diagnóstico por imágenes que combina tres partes.

La primera, el Cyclotrón. Este es un equipo donde se aceleran partículas para obtener un isótopo radiactivo, en este caso el más usado es el flúor 18, una vez que se lo obtiene pasa automáticamente a través de unas mangueras a un área que se denomina Radiofarmacia.


En esta, que es la segunda parte, se hace una combinación de ese isótopo radiactivo con una molécula de glucosa (azúcar química). “Cuando ya se tiene la molécula completa, que es flúor desoxiglucosa, se la administra por vía intravenosa a los pacientes para realizar recién el examen PET (tercera parte)”.

Haro indicó que como el paciente está emitiendo una radiación, que es detectada por la cámara PET, se obtienen a través de un computador imágenes tridimensionales en las cuales se pueden hacer cortes tomográficos. Asimismo, explicó que cuando se realiza solo una imagen PET se puede ver una zona que capta un tumor o una metástasis, pero cuando se suma la imagen al tomógrafo hay una localización exacta del órgano que está siendo afectado o tomado por las células cancerígenas.

La especialista señaló que también se lo puede utilizar en pacientes que están en quimioterapia para saber si la terapia es o no efectiva.

Agregó que el equipo ayudará a un mejor diagnóstico y tratamiento del cáncer en pacientes que tienen un alto marcador tumoral. “Se les hace una tomografía, una resonancia, radiografía, una gamagrafía y no aparece ninguna zona que nos indique y nos diga aquí hay tumor creciente, entonces en ese momento la utilidad del PET es altísima, porque con una sola inyección nosotros sí podemos identificar esas células y los sitios donde están los tumores”.

El costo del examen está entre los $ 1.400 y $ 2.500. Esta tecnología la poseen muy pocos países de Latinoamérica.

En la inauguración estuvo el presidente Rafael Correa, quien anunció que en septiembre el hospital del IESS de Quito, Carlos Andrade Marín, tendrá esta unidad.