Anafrodisiacos, lo que mata la pasión

Tu propia imagen desaliñada o descuidada puede convertirse en un verdadero anafrodisiaco o antiafrodisiaco, aquel factor que apaga la libido de tu pareja.

El urólogo sexólogo César Merino Espinoza explica  que los anafrodisiacos son aquellas cosas que hacen el efecto contrario de los afrodisiacos.

“Una actitud negativa al sexo podría cancelar las ganas del hombre, existen asimismo algunos olores que matan la pasión en el momento del acto sexual, así como olores de ciertas secreciones vaginales”, dice el experto. A veces, la menstruación y sus consiguientes olores provocan que el hombres pierda el deseo sexual.

El psicólogo clínico Samuel Merlano Medrano agrega que criticar mucho a la pareja, competir con él por el poder, focalizarse más en los hijos y menos en el hombre, no usar ropa adecuada en los momentos íntimos, no cuidar la apariencia física son aspectos importantes que hacen que la relación se enfríe.

Merlano dice que es importante que tanto el hombre como la mujer atiendan las necesidades de su pareja o en lo que siempre pide, por ejemplo, que le sirvan, que le ayuden, que lo abracen, que lo atiendan, etc.

La recomendación es para ambos sexos, puesto que también hay caballeros que descuidan su imagen y matan el deseo en su mujer.

“Es importante que las parejas no se descuiden en términos generales, y sobre todo que no se lastimen con palabras o actitudes, porque así las emociones no estarán en las mejores condiciones para sentirse bien en la intimidad”, dice Merlano.

¿Y los alimentos?
Ambos expertos coinciden en que no existen estudios que comprueben que ciertos alimentos tengan un efecto antiafrodisiaco. Sin embargo, Merino menciona que no es recomendable comer alimentos grasos antes detener una relación sexual. Dicha condición podría afectar a tu rendimiento físico.

Por otro lado, se dice que si en la noche te dispones a realizar el acto sexual evita comer lechuga y pepino.

Cuentan que Venus, cuando murió Adonis, apagó sus frustraciones en un lecho de lechuga. Además, no te debes dejar engañar por la sugerente apariencia afrodisiaca del pepino, es muy apagador.

El lúpulo (ingrediente presente en la cerveza) es considerado como una planta de efectos calmantes, si bien es cierto que activa la circulación sanguínea, no es recomendable en personas con dificultad en llegar al orgasmo.

La cafeína del café es un estimulante nervioso, pero no sexual. Existe un cuento en el que una princesa persa, al ver a varios jóvenes intentando contener a un semental al que se proponían castrar, comentó que bien podrían ahorrarse el esfuerzo, simplemente dándole café.

Evita el cigarrillo. La nicotina actúa como depresivo para los nervios, la digestión y la presión sanguínea. Daña la función sexual.

Asimismo, muchos ya conocéis el efecto tranquilizante de la valeriana y su olor desagradable. No la uses antes de una noche de pasión.

El alcohol en exceso también apaga. Una copa de vino o champaña es suficiente.