Estero Salado, en la mira del Gobierno y del Municipio local

La recuperación del estero Salado abre un nuevo frente de debate entre el Gobierno y el Municipio de Guayaquil.

Esto luego del anuncio del presidente de la República, Rafael Correa, de iniciar el proyecto de descontaminación del estero mediante la implementación de equipos de oxigenación en distintos puntos.

El proyecto forma parte del plan Guayaquil Ecológico, que se complementará con la reubicación de familias que viven en las riberas del estero para evitar que lo sigan contaminando (ver recuadro).

El Mandatario exigió al Municipio de Guayaquil una ordenanza rigurosa para sancionar la contaminación del brazo de mar con desechos de hogares e industrias.

“Leí que hay una normativa que impide ensuciar, que hay hasta prisión por botar basura, me parece muy bien... Pero ojalá se incluya el botar desechos industriales y de hogares al Salado”, manifestó Correa.

El Jefe de Estado añadió que hay incluso urbanizaciones, como Puerto Azul, que no tienen tratamiento de aguas residuales y las lanzan al Estero.

Por ello, advirtió que si el Cabildo no aplica sanciones, el Gobierno declarará al estero como zona protegida para intervenir directamente en el control.

De su parte, el alcalde Jaime Nebot se pronunció ayer sobre este tema y dijo tener sus dudas respecto a la implementación del proyecto de recuperación del brazo de mar.

“El Gobierno ha dicho tantas cosas... Todavía espero el compromiso del parque ecológico más grande que el Central Park (EE.UU.) de 200 hectáreas y hasta la vez nada. Yo no digo nada, yo hago cosas. Yo no doy discursos de cosas que no hago”, expresó ayer el Alcalde durante una entrevista en radio Sucre.

El pasado martes, el Presidente recorrió, junto a la ministra de Ambiente, Marcela Aguiñaga, y técnicos de esa cartera, el proyecto de descontaminación, a la altura de la Universidad de Guayaquil.

Correa aseguró que en cuatro meses se instalarán seis plantas de oxigenar en diferentes puntos del Estero. Indicó que cada equipo cuesta $ 500 mil.

Actualmente, el estero, en sectores como Urdesa, Miraflores, Mapasingue y suroeste, presenta alto grado de contaminación, con presencia de desechos orgánicos y aguas servidas. Los estudios del Ministerio de Ambiente han identificado gran cantidad de sedimentos, lodo sin oxígeno y descargas de aguas contaminantes que provienen de casas e industrias.

Gustavo Iturralde, técnico de Normativas y Proyectos de la subsecretaría de Gestión Marina y Costera del Ministerio de Ambiente, explicó que la técnica de oxigenación forzada o transferencia de oxígeno al agua no añade demanda química o biológica de oxígeno, nutrientes, ni microorganismos.

Iturralde dijo a El Ciudadano que para tomar la decisión de utilizar esta técnica se efectuaron cuatro pruebas piloto, desde octubre pasado, que se ubicaron de Urdesa a los puentes 5 de Junio y de la calle 17.

Añadió que se realizaron los análisis de calidad de agua y sedimento y, además, ensayos de laboratorio, evaluando su efectividad en condiciones controladas y realizando análisis físicos y químicos.

El técnico insistió en que el éxito del proyecto de oxigenación dependerá en gran medida del control sobre la cantidad y calidad de descarga doméstica e industrial, que es un tema de competencia municipal.

Camilo Ruiz, director Municipal de Medio Ambiente, explicó en el portal del Cabildo que desde el 2000 se ejecuta el Plan Integral de Rehabilitación del Estero Salado (Pires).

Añadió que luego del diagnóstico ambiental se trabajó en varios proyectos, principalmente de dotación de alcantarillado sanitario, mejoramiento de la riberas, educación ambiental y control de contaminación por conexiones clandestinas de descargas de alcantarillado sanitario pluvial.

En el tema de la contaminación industrial, Ruiz señaló que se tienen actualizados los datos de sectores como vía a la costa, Tanca Marengo, Mapasingue y Prosperina, y se trabaja en el sur y av. Carlos Julio Arosemena.

El funcionario manifestó que en los sectores intervenidos se han identificado no menos de 400 fuentes potenciales de contaminación, “que se están regularizando”.

Asimismo, expresó que de los estudios iniciales se determinó que el mayor problema de la contaminación es de origen doméstico, por lo que se trabaja en la dotación del alcantarillado sanitario.

Como ejemplos de los avances en esa materia se identificaron sectores como el Guasmo, construcción de colectores Miraflores-Puente 5 de Junio, San Eduardo-Bellavista, así como la adopción de medidas emergentes que permitieron el desvío temporal de afluentes domésticos e industriales. Los colectores se ubican paralelos a la Universidad Católica y en San Eduardo que intercepta las aguas del sector de Bellavista, noroeste de la ciudad.

El estero Salado junto al río Guayas representa el 8,1% (28,08 km²) del área de la provincia del Guayas.

Cronología: Algunas obras
2000, 2 de julio
El alcalde electo, Jaime Nebot, ofrece rehabilitar el estero Salado, antiguo lugar de esparcimiento de la urbe.

2001, 8 de enero
El proceso de recuperación del estero Salado se inicia con la entrega del crédito por 1’957.160 dólares ofrecidos por el BEDE al Municipio. Tres meses después la CAF desembolsa otros 13 millones.

2004, 19 de mayo
Más de mil predios de las cooperativas San Eduardo y Miradores de Tarqui, estadio de Barcelona y la Base Naval se conectan al colector San Eduardo-Bellavista que forma parte del Pires.

2008, 1 de agosto
La empresa Visolit ganó la licitación para la limpieza del estero Mogollón, Las Ranas y Puerto Lisa, sectores no contemplados en el programa inicial del Cabildo.