En diciembre el Miduvi dará casas

Movimientos de tierras y la instalación de redes para servicios básicos, además de la edificación de las casas son parte de los trabajos que se realizan en la tercera y cuarta etapa del proyecto Socio Vivienda, del Gobierno Nacional, que prevé entregar 1.195 viviendas en diciembre próximo a las familias pobres, que no pueden acceder a un crédito.

Los trabajos de estas dos fases de una primera etapa se desarrollan en varias áreas divididas en un terreno de 245 hectáreas, en la Nueva Prosperina. Para estas fases los cupos están agotados. No así para nuevas fases de una segunda etapa, que se construirán en el 2011.

En el área, que está junto a la cooperativa Lomas de la Prosperina y a 1.600 metros de la vía Perimetral, trabajan más de 300 hombres entre los movimientos de tierra, la edificación de las casas y las obras de saneamiento, en turnos de 07:00 a 18:00 y de 18:00 a 04:00.

Este proyecto contará con vías de acceso, centros de salud, escuelas, áreas verdes y comunales. Incluso la nueva infraestructura del colegio Vicente Rocafuerte también se levanta en una parte de la tercera fase de la primera etapa de este proyecto, que arrancó en el 2006.

La nueva instalación del plantel se edifica a un costo de 1’455.200,26 dólares, solo la construcción de los bloques.

Según Jorge Mera, empleado de una de las contratistas de saneamiento, desde hace dos meses y medio se trabaja en la instalación de los colectores para aguas servidas, de aguas lluvias y potable.

Una vez bajo tierra, los trabajadores se han dedicado al levantamiento de los bordillos para luego hacer las aceras.

“El plan ha tenido buena acogida por parte de las personas más pobres, quienes han formado largas filas y han madrugado cuando se han hecho las convocatorias, para poder estar entre los primeros beneficiarios”, destacó Walter Solís, ministro de Vivienda, luego de la firma de un crédito para la Empresa de Alcantarillado y Agua Potable (Ecapag), el pasado lunes. Solís mencionó también los buenos resultados del otro plan que tienen para la gente de clase media, llamado Mi primera Vivienda.

Listos diseños ecológicos
El Miduvi también tiene ya listos y aprobados los diseños ecológicos de las casas de las 56 familias que se construirán en la isla Santay, denominadas ecoaldeas. Cada una costará $ 16.000, y serán de madera.

También está el proyecto para la isla Puná, donde se edificarán muelles, casas comunales, plazas centrales y canchas múltiples. Según los diseños, las viviendas serán de madera.

Los beneficiarios serán las comunas de Cauchiche; Bellavista y Zapote. En la primera y segunda se ha presupuestado una inversión $ 292.759,01 para la plaza, el parque y la cancha. Y $ 46.952,35 para una casa comunal en Cauchiche, y el mismo valor para la casa comunal de Bellavista. Mientras que para la casa comunal de Zapote se destinarán $ 55.515.

Detalles: Ciudad ecológica
Firma de compromiso
En julio pasado 150 familias firmaron un convenio para la reubicación de sus casas de la ribera del Estero Salado al programa Socio Vivienda, como parte del plan Guayaquil Ecológico, que aspira a ubicar en otros sectores a unas 5.000 familias que viven en el estero.