Hoy en Portada


La UEES tiene laboratorio para pruebas de paternidad

En el laboratorio de Biología Molecular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES), en Guayaquil, se realizan pruebas de ADN que determinan la paternidad de una persona; estas antes se realizaban en Quito.

El decano de esta Facultad, Rodolfo Farfán, explicó que la prueba se hace con un rango del 99,9% de confiabilidad.

En el laboratorio trabajan tres biólogos moleculares especializados en la Universidad de Guayaquil, Francia y España.

Las pruebas se realizan a nivel privado, pero a esta tienen que acudir el padre, la madre y el menor. “Tiene que ser con el consentimiento de ambos (padre y madre)”, dijo Farfán, quien explicó que si bien a los padres se les extraerá sangre, a los menores se les hará un hisopado (muestra de una mucosa), del cual se toma el ADN.

Además indicó que se ofrecerá este servicio a la Fiscalía y al departamento de Medicina Forense de la Policía Nacional. “No habrá necesidad de enviar la muestra a Quito o a Colombia y esperar un mes por el resultado, sino que estará listo en tres o cuatro días”, afirmó.

La implementación del laboratorio de Biología Molecular empezó hace dos años y equiparlo costó unos $ 500.000.

Farfán enfatizó que la UEES elaborará estos exámenes en servicio a la comunidad y con el afán de desarrollar más proyectos científicos en la ciudad.

Por ello, comentó, esta es solo la primera parte de lo que desarrollará este departamento.

También se harán estudios para conocer el origen de enfermedades de origen bacterial y viral, uno de los que ya hicieron el año pasado fue de la gripe AH1N1.

Otro de los servicios que prestarán será a través del secuenciador (aparato que estudia el mapa genético de las personas), que permite conocer si alguien tiene el gen o componente genético que lo predispone a tener diabetes, cáncer de colon o de útero.

Manejo de área
Los biólogos moleculares Elba Aspiazu y Ramiro Burgos tienen precaución al manejar las muestras en este pabellón al que se ingresa solo con un equipo de seguridad.

 Burgos explicó las diferentes áreas del laboratorio donde se extrae el ADN. A un costado hay un microscopio al que se anexó un equipo robotizado para que con precisión se realicen cortes en las muestras.

 En esa misma zona tienen una centrífuga (sirve para separar los componentes de la sangre), la que según Burgos es más rápida que la de los laboratorios comunes, donde dan 5.000 vueltas por minuto, esta alcanza hasta 8.000, que “generan más fuerzas de gravedad para separar los elementos”.

El área también está adecuada con dos refrigeradores especiales para preservar tanto el ADN como las enzimas, un secuenciador y computador.

En ese laboratorio se han realizado seis pruebas de paternidad durante la etapa de investigación y para ver cómo funciona el laboratorio. En todos los casos se acertó.

Aspiazu realiza copias del virus AH1N1 (sin peligro de contagio); ella dijo que este análisis se lo hace para “ver qué tan poquito necesita estar una persona contaminada para ser detectada por el equipo que tenemos, qué tan sensible es la máquina para detectar el virus cuando hay muy poco en la sangre”.

Ramiro Burgos
Biólogo molecular
“La muestra puede ser de cualquier parte del cuerpo, cabello con raíz, sangre o saliva”.