Submarino ecuatoriano afectado por el tsunami

AP
SANTIAGO.- Un submarino ecuatoriano que era sometido a modernizaciones en un astillero naval y un submarino chileno, entre otras naves, sufrieron los embates del tsunami que arrasó la costa de Chile tras el devastador terremoto del sábado pasado.

El submarino ecuatoriano Shyri era modernizado desde el 2008 en el astillero de la Armada en el puerto de Talcahuano, para extender su vida útil.

Tenía previsto quedarse hasta este año en Chile para su remodelación. El Shyri fue adquirido a la empresa Ferrostal de Alemania y entregado el 5 de noviembre del 77.

Un oficial de la Armada ecuatoriana, no identificado, dijo al matutino El Mercurio que esperan una evaluación de la Armada chilena sobre los daños que habría sufrido la nave, aunque aparentemente no serían muchos, por lo menos no visibles.

El 2 de febrero del 2003, este submarino se incendió en el muelle de la Base Naval Sur y falleció Carlos Pérez Vélez, uno de sus tripulantes, al intentar salvar a sus compañeros.

En esa fecha, el contralmirante Manuel Zapater Ramos dijo que el incendio se produjo porque el interior de la nave había sido fumigado y en el proceso de aireación se inflamó. Tras el incendio y los trabajos de rehabilitación, el Shyri estuvo listo en el 2005.

La base naval de Talcahuano, donde se encuentra el astillero, sufrió los embates de las olas del tsunami y sus instalaciones se inundaron. Según la Armada de ese país, tuvo millonarios y enormes daños.

Uno de los submarinos chilenos, el Carrera, fue sumergido y azotado contra el fondo marino, lo que le habría causado daños aún no cuantificados.

Mientras que el barco oceanográfico Cabo de Hornos, que al día siguiente de la tragedia que azotó a gran parte del centro sur de Chile iba a ser lanzado al agua, fue arrojado por el tsunami a una cuadra. También un patrullero que el astillero de la Armada construye para Islandia sufrió los efectos de las olas gigantes.