El 'Simbolismo latinoamericano' de Olmedo Quimbita estará en Hungría

Hoy, por segunda ocasión, el artista plástico latacungueño Olmedo Quimbita, residente en Guayaquil, viaja a Hungría para participar en la apertura de una exposición de su producción pictórica.

La actividad, organizada por la curadora Ana Szaloky y que cuenta con el apoyo de la Embajada de Ecuador en ese país, se inaugurará el próximo 7 de mayo y estará abierta hasta el 22 de ese mes, en el Bank Center de Hungría, Budapest.

La muestra está compuesta por 22 obras y se llama Simbolismo latinoamericano. Mantiene el mismo título de la serie que Quimbita presentó en Centroamérica e incluye manufactura de los últimos dos meses que el artista plástico ha trabajado en Olón, donde administra el hotel que lleva su apellido.

Los cuadros son figurativos y representan las bailarinas de ballet “transformadas en la cosmología de guitarristas, violinistas, es decir, músicos”. Han sido pintados en óleo sobre tela y con técnicas mixtas.

Ya hace seis años, Quimbita expuso en dos ciudades de la capital húngara, además, su producción se mostró en Debrecen en el mismo país. En ese entonces presentó pinturas cuya temática fue la migración. Muchos de esos trabajos artísticos se vendieron y los poco que quedaron han recorrido otros lugares como Rumania y otras ciudades de Hungría.

“La muestra del 2003 tuvo mucha acogida y en vista de aquello me propusieron que prepare nuevo material que es lo que llevo ahora”, añade. Simbolismo latinoamericano también se trasladará a otros espacios de Hungría y existe la propuesta de llevarla a Viena, Austria para junio o julio.

Olmedo Quimbita tiene más de 20 años en la actividad plástica. Menciona que cada mes trabaja en nuevas propuestas temáticas. Algunas de ellas han sido la maternidad, los gatos, los gallos, las Venus de Valdivia, los paisajes costeros, la niñez, las procesiones, los juegos infantiles, los bares y el mestizaje.

Su reciente exposición en el extranjero fue en Panamá a inicios del 2009, cuando también realizó su última muestra en Ecuador en el hotel Quimbita, en Olón. El artista plástico ha exhibido en cerca de 30 países de América y Europa.