Más aseo en la etapa escolar

Llegaron las clases y con ellas también la posibilidad de que los chicos adquieran afecciones en la piel, caries, piojos, gripes, diarreas y otros problemas, causados por la falta de aseo del alumno o de sus compañeros.

Un caso es el de Katty, una manicurista, quien cuenta que el año pasado por falta de dinero matriculó a su hijo de 6 años en una  escuela cerca de su casa al sur de Guayaquil donde pagaba poco.

Dos semanas después de iniciadas las clases su hijo apareció con granos en la cara y brazos. Ella pensó que era por el calor de la temporada, pero se dio cuenta que varios niños del grado llegaban con la ropa sucia, sin bañarse, y que la maestra lo permitía. Katty pidió a la directora que solucionara el problema y así ocurrió.

Al respecto la dermatóloga Paola Félix Velásquez dice que por falta de aseo las enfermedades más frecuentes en las escuelas son las tiñas (causada por un hongo que prolifera por la humedad prolongada de la piel) y la pediculosis (infección parasitaria del cuero cabelludo) debido a los piojos.

“Cuando un niño llega con tiña a la clase, esta se puede extender rápidamente a los otros menores, especialmente a los que tienen las defensas bajas”, señala.

La tiña se presenta como pequeños parches rojos en la piel, se contagia por contacto directo, peines, ropa sin lavar, entre otros.

La dermatóloga dice que para evitar estos problemas el niño debe bañarse como mínimo tres veces al día: antes de ir a la escuela, al regreso y al acostarse. En tanto que para no contagiarse con piojos, las niñas deben llevar bien recogidos los cabellos, y los varones, cortados muy pequeños (no rapados).

“Si ya tienen los piojos, las mamás deben eliminar las liendres que son los huevitos que producen esos insectos y aplicarles un champú para acabar el problema. Para combatir la tiña se debe ir al pediatra o dermatólogo, una vez detectada”, anota Félix.

Acerca de la higiene bucal, la odontóloga Mirella Estrella de Pólit señala que hay que poner más énfasis durante las clases, porque es cuando los niños tienen más libertad de consumir productos, como golosinas, que favorecerán la aparición de las caries.

Ella dice que diariamente los niños deben levantarse, desayunar y lavarse los dientes para eliminar los restos de alimentos y después ir a la escuela. Volver a repetir el aseo después del almuerzo (ingerido en casa o el plantel), y en la noche antes de dormir.

Recomienda que para autoayudar a la limpieza de los dientes, los padres deben enviarles para el lonche frutas fibrosas, por ejemplo naranjas, piñas.

“En la etapa escolar los chicos, además de comer golosinas en la escuela, las llevan a la casa, por ello las madres deben insistir en que se laven la boca”, anota Estrella.

Dentro del aseo corporal también cuenta que las prepúberes (9 a 11 años) presentan infecciones vaginales por hongos, a causa de la humedad y el medio ambiente, porque pasan mucho tiempo con el mismo interior (calzón), por ello deben cambiárselo tres veces al día, y lavarse con jabones con un PH ácido, de 3,3 o 3,5.

La dermatóloga Félix señala que los malos olores se incrementan en los niños de 9 a 11 años porque las glándulas empiezan a producir cebo, especialmente donde hay mayor sudoración: axilas, pies, orejas y la entrepierna.

Si se presenta mal olor en las axilas el niño o niña se puede aplicar un desodorante sin fragancia para que no le irrite la piel.

Las colonias, talcos, cremas y perfumes se deben usar con cuidado porque podrían afectar a niños atópicos (sensibles) e irritarles la piel, los geles deben ser sin alcohol para evitar molestias en el cuero cabelludo.

Consejos

Dientes
El lavado de la boca debe ser con un cepillo para niños y con una porción de pasta con flúor del porte de un fréjol. Limpiar todos los dientes y la lengua.

Cebo
Las madres deben vigilar que sus hijos se laven detrás de las orejas, porque ahí se acumula cebo y da lugar a la proliferación de malos olores y ácaros.

Pies sudados
A medida que se acercan a los nueve años los pies de los varones sudan mucho, por ello hay que lavarlos y secarlos bien y colocar talco para esa área.