Hoy en Portada


Colegio Jacarandá prepara a estudiantes de pocos recursos

Una educación subsidiada por la fundación Pro Familia y dirigida a alumnas de escasos recursos, en especial de Samborondón y zonas aledañas, es lo que ofrece el colegio particular Jacarandá, que tiene como finalidad social dar formación a esa comunidad.

El centro está ubicado en el km 12½ de la vía La Puntilla-Samborondón y funciona desde el 2000.

Su directora de formación, Josefina González-Rubio, dice que a más de recibir el apoyo de la fundación, se cobra una mensualidad  de $ 22.

Explica que quienes no tienen recursos para pagar la pensión pueden solicitar becas parciales o totales. “El año pasado, de las 345 alumnas, 94 fueron becadas”, detalla.

Para solicitar este beneficio, la estudiante y sus representantes deben acercarse al plantel. La visitadora social les hace un seguimiento. Después se determina si puede ser acreedora, indica Olinda Neira, directora de la institución.

En el colegio, las alumnas pueden escoger la especialidad contabilidad, en la que aprenden tesorería y comunicación y archivo de la información. También pueden optar por Industria del vestido, que comprende diseño gráfico, trabajo en piel y en cuero, entre otros temas.

En esta última especialización las estudiantes tienen la posibilidad de hacer prácticas en el plantel,  porque cuenta con un departamento de costura con quince máquinas. Allí, Rosa Cortez, de 16 años, alumna que pasó a  sexto curso, ha realizado prácticas durante un mes. “Aquí me han enseñado a hacer camisas polo y faldas”, dice.

González-Rubio cuenta que ese departamento se encarga de confeccionar uniformes para estudiantes de instituciones aledañas como La Moderna, Delta, entre otras.

Las ganancias que genera el taller también ayudan al sostenimiento de la institución y para hacer nuevas  obras en el plantel, afirma.

Residencia
Un beneficio adicional que este  colegio ofrece a sus alumnas es el de la residencia, que tiene capacidad para alojar a 20 estudiantes. “Esta opción está dirigida a quienes viven en sectores muy lejanos al plantel o que sus padres trabajen todo el día. Es una manera de ayudarlas en su formación”, dice.

El colegio tendrá abiertas las matrículas hasta fines de este mes. Quienes quieran ingresar deben hacer un examen de admisión y luego recibir clases de nivelación, si las necesitan.

Ayuda
Quienes deseen ayudar con becas para las estudiantes del colegio Jacarandá pueden comunicarse con la directora de formación, Josefina González-Rubio, al teléfono 500-1065. El plantel tiene capacidad para educar hasta 400 alumnas.