Con matrículas se reanudan actividades en los planteles

“Este es el mejor colegio para que estudie mi hija”. Esa es la frase que pronunció el pasado miércoles Paula Alvarado Salguero mientras saca de un sobre manila los diplomas y distinciones que su primogénita, Carolina Lucas Alvarado, de 11 años, ha obtenido durante su instrucción primaria.

La rectora del colegio fiscal técnico 28 de Mayo, Patria León, observó los papeles y felicitó a Alvarado y a la menor que fue escolta del lábaro de la ciudad en la escuela fiscal María Augusta Urrutia, de Durán. Ella le sugirió elaborar una solicitud  de matrícula en una hoja en blanco, adjuntar los diplomas y esperar.

“Vamos a tratar de considerarla”, dice León al indicar que la prioridad en los colegios fiscales es para los alumnos de las escuelas zonificadas. Ella ya ha iniciado la inscripción de 50 abanderados del pabellón nacional. Si el cupo excediere, procederá a un sorteo público.

Esto según la disposición de la subsecretaria general de Educación, Gloria Vidal, quien indica que los abanderados  podrán seleccionar el plantel donde deseen estudiar.

Alvarado, quien vive en la cdla. El Recreo, llevaba quince días intentando obtener una cita con León. “La escuela tiene recién tres años de creada y en Durán no hay zonificación”, dice la mujer mientras se dirige a llenar la solicitud con la esperanza de una matrícula.

La misma oportunidad que buscan otras madres y padres que recorren planteles fiscales que desde el próximo lunes empiezan la matriculación oficial, en el régimen Costa.

Afuera del colegio fiscal Dolores Sucre, ubicado en el km 5½  de la vía a Daule, se observa a padres de familia con carpetas de sus hijos que intentan hablar con el rector (e), el supervisor Vicente Quevedo.

“Debemos preferir a los zonificados así pase la edad”, comentó Quevedo al indicar que para primer año hay nueve paralelos con un promedio en cada uno de 40 a 45 alumnas.

En el portón principal del colegio se colocaron el pasado miércoles dos carteles que indican la atención que se dará el lunes 16, de 08:00 a 16:00. El turno será para tercero de bachillerato y continuarán de manera descendente con los otros grados. El 26, 27, 30 y 31 de este mes será para las niñas de las escuelas zonificadas. El proceso se iniciará mientras en el plantel se realizan hace quince días obras a cargo de la Dirección Nacional de Servicios Educativos (Dinse) en aulas y baterías sanitarias.

En el colegio fiscal Eloy Alfaro, de la ciudadela 9 de Octubre, ya se ha receptado documentación de doce mejores estudiantes. Afuera se observa a personas indagando por el calendario de matriculación.

Mercedes Nolivos, rectora del plantel, expresó que cuentan con nueve paralelos para octavo año de básica, para la distribución de unos 380 alumnos.

El año pasado a este colegio le asignaron cinco escuelas fiscales, pero no todos los alumnos zonificados acudieron. Así lo indicó  Nolivos al agregar que igual llenan el cupo, pues dan apertura a estudiantes de otros sectores. El plantel funciona con jornada matutina (bachillerato), vespertina (básico) y nocturna (desde octavo de básica hasta tercero de bachillerato).

Las autoridades empezarán la inscripción el próximo lunes, pero estiman que postergarán las clases, pues en vez del 1 de abril iniciarán el 6 por la construcción del bloque de oficinas que realiza la Dinse en la segunda fase de remodelación. Lo que ya comenzó es la reparación de bancas.

En el Provincia del Chimborazo, en Las Acacias, empezarán con tercero de bachillerato, décimo de básica y en la nocturna con tercero de básico y diversificado. El 26 atenderán a zonificados y  de sorteo. Para octavo año tienen espacio para 300 estudiantes en la mañana y 80 en la noche.

Franklin Núñez, rector de ese colegio, manifiesta que aún no hacen las reparaciones de las bancas y le preocupa una losa que está sostenida por unas cañas, en la planta alta que podría provocar accidentes.

Cifras: Educativas
20.246 estudiantes. En Guayas es el número de zonificados.

128 establecimientos. Los alumnos para octavo año fueron distribuidos a colegios fiscales, redes educativas y unidades básicas.

504 instituciones educativas. El alumnado zonificado correspondió a esta cifra de escuelas fiscales, escuelas interculturales bilingües y regentadas por la Sociedad de Beneficencia de Señoras.

32 unidades básicas.  En Guayaquil, Durán y Nobol se asignó esta denominación a las escuelas fiscales que crearon octavo y noveno año de básica.