Hospital Abel Gilbert, con mil consultas al día

Las 1.000 atenciones en consulta externa y 400 emergencias diarias, más 10.000 recetas por semana y el 100% de ocupación reflejan la actual situación que afronta  el hospital Abel Gilbert Pontón por la época invernal.

Estas cifras, dadas por las autoridades del sitio, son una muestra de la elevada demanda de pacientes que se concentra en este hospital por las lluvias. Hasta diciembre pasado recibían 200 pacientes por día.

Vladimir Roura, jefe del área de emergencia de la institución, confirmó que los problemas más frecuentes en los cuatro consultorios (de cirugía menor, ginecología, pediatría y medicina interna) son los respiratorios y gastrointestinales.

De las 400 emergencias que llegan al día, 300 son derivadas a los consultorios por la urgencia del problema. Sin embargo, Roura agregó que la llegada desordenada de pacientes y no acudir primero a un centro de salud vuelve dura y complicada la capacidad de atención de los médicos. “Una avalancha de gente llega en la mañana y colapsa la sala de emergencia y es gente que en el 90% no amerita una atención urgente porque vienen por cualquier dolor”, manifestó.

Atención
Para evitar hacinamientos el hospital implementó una serie de pasos para identificar si los enfermos deben estar ahí o ser derivados a consulta externa.

Al llegar a emergencia, un paciente debe hacer  fila para ser evaluado por un médico, quien identificará si su problema se puede tratar en el hospital. Luego pasa al área de espera para que retire un turno y así pueda utilizar uno de los cuatro consultorios de emergencia, donde atiende un médico residente y dos internos.

No obstante, Roura acepta que aún falta implementar más medidas para satisfacer al público, pues la demanda de pacientes es mayor a su capacidad de atención. “Tenemos, en relación a los ingresos, 11 camas en observación y solo hay 6 en uso. Hay gente que amerita ingreso y por falta de cama no lo podemos ingresar”, explicó.

Por ello, expresa, se mantienen reuniones con el director del hospital, César Chong, como la que se realizó ayer por la mañana “para analizar la posibilidad de ampliar las camas de uso y ver cómo se rotan más rápido a los pacientes”.

Fue esa escasa capacidad de atención la que no le permitió a Nathan, de dos años, ser tratado luego de sufrir una caída de una altura de un metro. Su madre, Lorena López, esperó por más de una hora para que su pequeño sea recibido.

“Me reciben en un consultorio y me dan unos tiques para que vaya a un departamento y otro, pero nadie me da una respuesta. Mi hijo está vomitando por la caída y temo que algo le pase”, indicó llorando. Luego de ir y venir de un área a otra optó por irse al hospital Francisco de Ycaza Bustamante, al sur.

Este último, que solo atiende a niños, ayer registró otras 480 consultas igual que el martes pasado. A las 09:00 la fila para coger tiques reunía a más de 200 mujeres que llegaron desde  las 03:00.

Apuntes: Especialistas
Más casos
Según las estadísticas del hospital Guayaquil, en enero llegaron 700 casos con síntomas febriles a consulta externa, mientras que en febrero fueron 80. De esos, cinco fueron diagnosticados con dengue clásico y uno con leptospirosis.

Atenciones
El horario de atención en el área de emergencia es de 07:00 a 20:00. La consulta externa recibe pacientes desde las 08:00 a 16:00.