Viernes 04 de julio del 2008 Vida

Una viagra natural, los beneficios de comer sandía

Estudio.

Una rebanada de sandía podría tener efectos similares a los del viagra, fármaco para contrarrestar la disfunción eréctil, inclusive hasta podría aumentar la libido.

Una investigación llevada a cabo por la Universidad A&M de Texas, Estados Unidos, indicó que los fitonutrientes (licopeno, betacaroteno y citrulina) que contiene la sandía actúan sobre los vasos sanguíneos y podrían combatir la impotencia.

Según los científicos que llevaron a cabo la investigación, estos componentes, en especial la citrulina, tienen la virtud de relajar los vasos sanguíneos, al igual que la pastillita azul.

La citrulina, al ser ingerida, se convierte en arginina (aminoácido), la cual además mejora la producción de óxido nítrico y beneficia al sistema circulatorio e inmunológico.

Bhimu Patil, director del Centro de Mejora de Frutas y Vegetales de la Universidad A&M, señaló que “cuanto más estudiamos las sandías, más nos convencemos de lo asombrosa que es esta fruta al proporcionar elementos que fortalecen el cuerpo humano”.

Se sabe que hay muchos factores fisiológicos y psicológicos que pueden causar la impotencia. Y aunque quizás no sea tan específica como el viagra (que está dirigida hacia la inducción de erecciones del pene), la sandía puede ser una herramienta sin efectos secundarios, dicen los científicos.

Ellos creen que la fruta tiene otros beneficios, como ayudar al ciclo de la urea a retirar amoniaco y otros desechos tóxicos del organismo.

El único problema es que la citrulina se encuentra en mayores concentraciones en la corteza de la sandía.

Sin embargo, se están realizando investigaciones para ver la posibilidad de producir nuevas variedades de la fruta con mayores concentraciones de citrulina en la pulpa y menos en la cáscara.

El viagra, así como cialis y levitra, son fármacos recetados para prevenir la disfunción eréctil mediante la dilatación de vasos sanguíneos.

FRUTA

Otras propiedades
La citrulina y la arginina ayudan a la salud del corazón y al sistema inmunológico, y puede ser de provecho para aquellos que padecen de obesidad y de diabetes tipo 2. Además, el licopeno (otro compuesto de la sandía) posee propiedades antioxidantes y actúa protegiendo a las células humanas del estrés oxidativo, uno de los responsables de las enfermedades como cáncer y el envejecimiento.

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.