Jueves 03 de julio del 2008 Internacionales

Íngrid vuelve a casa

http://src.eluniverso.com/2008/07/03/0001/14/files/07-03-08-a01-012500.jpg

BOGOTÁ. La ex candidata presidencial colombo-francesa Íngrid Betancourt recibe un beso de su madre, Yolanda Pulecio. Ayer finalizaron seis años de secuestro.

Un comando de 11 soldados engañó a los guerrilleros y con éxito  ejecutó el plan de liberación.

En el operativo no hubo muertos, según se reportó, y se dio al infiltrar militares en la guerrilla.

El prolongado secuestro de Íngrid Betancourt, tres estadounidenses y once policías y militares que pasaron años en manos de la guerrilla de las FARC terminó ayer con una cinematográfica operación de rescate en la que fueron liberados por el Ejército colombiano sin disparar un solo tiro.

La “Operación Jaque”, puesta en marcha por el Ejército después de infiltrar a la cúpula de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), culminó poco después del mediodía de ayer con el rescate del grupo de quince cautivos.

Betancourt, los contratistas estadounidenses Thomas Howes, Keith Stansell y Marc Gonsalves, así como once policías y militares, algunos de los cuales llevaban más de diez años en poder de las FARC, fueron recogidos en un helicóptero en una remota localidad entre los departamentos selváticos de Guaviare y Vaupés (sureste), y trasladados luego a una base militar.

Betancourt había sido secuestrada por las FARC en febrero del 2002, mientras que los tres estadounidenses cayeron cautivos en marzo del año siguiente.

El ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, destacó que en la operación “se logró infiltrar la primera cuadrilla de las FARC”, que en los últimos años –dijo– había mantenido a numerosos secuestrados en su poder, repartidos en tres grupos.

Según Santos, los militares infiltrados convencieron al “Comandante César”, encargado de la custodia de los cautivos, de unir a los tres grupos en uno solo para trasladarlos a un lugar donde quedarían a órdenes de alias Alfonso Cano.

Se coordinó para que los secuestrados fueran recogidos en un sitio predeterminado por un helicóptero de una organización ficticia.
Se coordinó, también, que el propio alias César y otro miembro de su estado mayor, viajaran con los secuestrados para entregárselos personalmente a Alfonso Cano”.

Cano asumió hace solo unos meses la jefatura de las FARC en reemplazo de su fundador, Pedro Antonio Marín, alias Manuel Marulanda o Tirofijo, muerto en marzo pasado, al parecer de causas naturales.

El Comandante César y otro rebelde aceptaron viajar en el helicóptero, que en realidad era del Ejército Nacional y tripulado por personal altamente calificado de la inteligencia militar, que supuestamente  llevaría a los rehenes hasta donde Cano, y una vez en el aire, la tripulación anunció que en realidad eran militares y arrestaron a los dos guerrilleros. “Ambos serán entregados a las autoridades judiciales para que sean procesados por todos sus delitos”, señala un informe militar.

La aeronave hizo una escala en San José del Guaviare, capital del departamento del Guaviare, desde donde partió a la base militar de Catam, en la capital colombiana.

El titular de Defensa dijo que “a los miembros de la cuadrilla que acompañaron a César en la operación de entrega, unos quince, más o menos, como al resto que se encontraba a unos kilómetros, decidimos no atacarlos y les respetamos la vida, en espera de que las FARC, en reciprocidad, suelten al resto de los secuestrados”.

“La operación Jaque es una operación sin precedentes, que pasará a la historia por su audacia y efectividad y que deja muy en alto, muy en alto, la calidad y el profesionalismo de las Fuerzas Armadas colombianas”, afirmó Santos.

Llamado de Uribe
El presidente Álvaro Uribe llamó anoche a las FARC a liberar a los secuestrados que quedan en su poder y a buscar la paz. “Nuestra política de seguridad democrática (o de combate a grupos armados ilegales) no es un fin en sí mismo, sino un camino a la paz, a la paz total... la única factura que queremos pasar es la invitación a las FARC para que hagan la paz”, dijo el mandatario acompañado de su gabinete, mandos militares y los doce ex rehenes.

TEXTUALES: Lo que dijeron

Lorenzo Delloye
Hijo de Íngrid Betancourt

“Mamita bella, si tú me oyes, te quiero decir que te amo con toda mi alma y que muy muy pronto vamos a estar juntos”.

Astrid Betancourt
Hermana de Íngrid Betancourt

“Estoy llena de felicidad, estoy que no veo la hora de abrazar a mi hermana. Han sido largos años de espera”.

Internacionales

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.