Domingo 23 de mayo del 2004 El Gran Guayaquil

El público

Algunas  personas se sentaron  sobre las varillas metálicas que forman el cerramiento de los parqueos. En el de la esquina de Malecón y Francisco P. Icaza  la gente escaló las rejas para sentarse encima de una caseta que estaba al interior de la explanada de parqueos.  

Antes  que inicie  el desfile de carros alegóricos se escuchaban chiflidos entre la multitud. Estos aparecían cada vez que alguien  se cruzaba de una vereda a otra con el interés de buscar un mejor puesto para observar  las doce alegorías en las que desfilaron 76 de las 80 candidatas al Miss Universo 2004. 

Hojas de papel periódico, tronco de rosas, vasos plásticos y botellas vacías yacían botadas en las veredas y la calzada después que la última alegoría transitó por el malecón Simón Bolívar de Guayaquil.

Treinta empleados de Vachagnon y de la Fundación Municipal Guayaquil Siglo XXI despejaron la avenida de desperdicios.

Un  guardacostas de la Armada del Ecuador surcó el río Guayas   mientras duró el desfile. En la nave habían ocho tripulantes que con flotadores se acercaban a la orilla y bordeaban el Malecón 2000, como medida de seguridad.

Detrás de una alegoría de una sirena montada sobre una concha estaban: Cristina Reyes, quien representará al  Ecuador  en el evento Miss Mundo 2004; Diana León, Reina de Guayaquil; María Lorena Maldonado, Reina de Quito; María Luisa Barrios, Miss Tierra Ecuador; Irene Zunino García, Miss Internacional Ecuador; y Priscila del Salto, Miss Mesoamérica Ecuador. Ellas abrieron el desfile que comenzó a las 10h25, con 55 minutos de retraso.

Los guardias de la Fundación Malecón 2000 no dejaban que los espectadores se
 paren y se sienten sobre un muro de granito que separa los juegos infantiles de las áreas verdes al interior del Malecón 2000. Aquel era un punto ideal para observar
el paso de las alegorías.

Miss Filipinas recibió ayer un arreglo floral de un admirador mientras se encontraba en el Hotel Oro Verde, descansando con el resto de las candidatas, antes de trasladarse a la Urna de Cristal para participar en La Gala Nacional de la Moda. 

Una pareja cuencana conformada por Josefina Andrade de Mendieta y el Ing. Patricio Mendieta, viajan a todos los lugares donde las candidatas tienen actividades que cumplir. Además, se hospedan en los hoteles a los que ellas llegan y hasta repagan por las entradas a los eventos que las misses presiden. Hasta el momento han gastado aproximadamente 600 dólares.      
     
Miss Egipto  Heba El-Sisy, tuvo que ser atendida ayer en Guayaquil, instantes antes del desfile de carros alegóricos.

Miss Guatemala Marva Weatherborn, es la más divertida del grupo de candidatas, de acuerdo a los Doctores Juan Carlos González Alcívar y Enardo Vera Mayorga, quienes por ser los médicos oficiales de las misses en Guayaquil, han sido alguna de las personas que mayor contacto han tenido con ellas.      
     
Ayer los huéspedes del Hotel Oro Verde de Guayaquil no quisieron perderse la oportunidad de admirar a las mujeres más bellas del mundo.  Por ello, se mezclaron entre los periodistas, para poder ubicarse en la zona destinada a la prensa.

Un equipo  de expertos en explosivos, de la Policía Nacional se encargó ayer de revisar los pisos siete y ocho  que ocuparon las misses en el  Hotel Oro Verde, previo a la llegada de las postulantes de Miss Universo.      

En la  esquina de Malecón Simón Bolívar y 10 de Agosto, el Colegio de Médicos del Guayas colocó una carpa azul en la que había afiches para prevenir el dengue hemorrágico. Las personas que asistieron al desfile, recibieron volantes sobre cómo prevenir esta enfermedad.

Cuando el  desfile terminó, la gente no solo caminó por las veredas sino que ocupó el Malecón e impidió por 30 minutos el paso de los vehículos que quedaron atrapados por el bloqueo que la Comisión de Tránsito del Guayas (CTG) ejecutó desde las 07h00 hasta las 22h00 de ayer.

 

El Gran Guayaquil

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.