Martes 09 de diciembre del 2003 | 15:00 Sucesos

El alcalde Nebot ratificó versión policial sobre posibilidad de atentado en su contra

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, reiteró esta mañana su apoyo a la Policía, al confirmar que si fue informado por los comandantes policiales sobre un probable atentado en su contra.

El personero municipal confirmó así la revelación realizada ayer por el comandante de la Policía,  general Jorge Poveda, como uno de los puntos del informe policial relacionado con la actuación del mayor Eduardo González, quien comandó un operativo que frustó el asalto a la farmacia Fybeca de Guayaquil el pasado 19 de noviembre.

"En la grabación podía inferirse que se trata de personas incomodas por nuestra lucha en contra de la delincuencia común y organizada", dijo al confirmar que recibió la información de parte de Marco Morales.

Expresó que "la institución policial debe gozar del respaldo para seguir en la lucha contra el crimen,  en caso contrario la primera víctima sera el ciudadano común".

Mientras tanto en Quito, la cúpula policial ofreció declaraciones ante la Comisión de Derechos Humanos del Congreso  Nacional. El comandante de Policía, Jorge Poveda, confirmó que el mayor Eduardo González   fue   enviado de Esmeraldas  a Guayaquil por órdenes suyas para investigar un supuesto atentado contra Jaime Nebot.

Durante esa presentación, el Comandante policial aseguró que González incumplió su cometido al desviar el operativo y poner en riesgo al equipo policial  para   actuar  en el delito  flagrante   que  se cometía  en la farmacia localizada en la ciudadela Alborada  sin informar a sus  superiores del hecho.

Por su parte  las  esposas  de los 20 agentes de  policías  involucrados en caso Fybeca  realizaron este martes una marcha  que partió desde  el IV  distrito del Guayas,  para  que las  autoridades   liberen  a los  gendarmes detenidos.  Ellas aseguran que sus esposos  solo actuaron  con profesionalismo   para  conservar la paz  ciudadana.

Seydi  Vélez Falcones,  la única detenida tras el operativo Fybeca,  en sus declaraciones ante la fiscalía confirmó hoy que  fue  víctima de un secuestro y que  fue  obligada por  los  delincuentes  a participar  en el hecho. Aseguró que dos personas fueron sacadas por los  policías con el rostro cubierto, pero  no sabe  cuál  fue  su destino.

Sucesos

Diseño

© Copyright 2009. Compañia Anónima EL UNIVERSO. Todos los derechos reservados.