Matemáticas y Lengua y Literatura son dos materias claves en la formación del estudiante. Sin embargo, algunos no lograron alcanzar el escalón del puntaje satisfactorio en el examen Ser Estudiante (SEST) 2022-2023 del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineval).

Con esta prueba fueron evaluados 36.078 estudiantes de forma aleatoria en 1.084 instituciones educativas: 404 fueron particulares, 53 municipales, 234 fiscomisionales y 393 fiscales.

Según los resultados, en Matemáticas el promedio fue de 692 puntos para instituciones particulares, 676 para fiscales, 671 en fiscomisionales y 657 para municipales.

Publicidad

En todos los campos evaluados por Ser Estudiante 2022-2023 los alumnos requieren apoyo adicional, recomienda Ineval

En tanto que en Lengua y Literatura fueron 685 puntos para planteles particulares, 663 para fiscomisionales, 659 para fiscales y 645 para los municipales.

Expertos en educación y que realizaron seguimiento de estos resultados manifestaron que sí hay preocupación ya que algunos estudiantes están en colegio y aún no dominan problemas matemáticos.

La magíster Alexia Mejía, docente de Matemáticas y coordinadora académica de la Unidad Educativa Nuestra Señora del Carmen, señaló que estuvo presente cuando tomaron las pruebas y luego hicieron el análisis de los resultados.

Publicidad

Ella comentó que a nivel general en la materia de Matemáticas algunos niños tanto de escuela como de colegio muestran que no saben cómo resolver los problemas, los ejercicios que se les asignaron.

Docentes coinciden en que se deben innovar métodos para el aprendizaje de las Matemáticas. Gráfica referencial de Archivo.

“No dominan operaciones fundamentales, como tablas. También hay un problema de comprensión lectora, es decir, no comprenden el problema, no lo entienden. Hay deficiencia en la comprensión en muchísimos estudiantes”, refirió.

Publicidad

En eso coincide la magíster Cecilia Vera, docente y experta en educación. Ella mencionó que sí se evidencia la necesidad de un refuerzo en estas áreas, sobre todo porque son materias fundamentales y hay estudiantes que sí tienen vacíos de años anteriores, incluso desde la pandemia del COVID-19.

“Debe haber un compromiso del docente, darle las herramientas al estudiante para que pueda superar esas barreras que tiene y que no le permiten llegar a un puntaje satisfactorio. Ahora los estudiantes solo quieren andar con el celular, con la calculadora y sin eso no son nada, deben retomar el conteo así sea con los dedos, con piedritas”, recomendó la docente.

Mientras, Mejía añadió que otro ámbito de análisis fue que el resultado del examen se refleja más bajo para estudiantes de planteles fiscales, fiscomisionales y municipales en comparación con los particulares, por varios factores.

La catedrática explicó que el tema de infraestructura, distribución de estudiantes por cursos, acceso a plataformas, internet son aspectos que han incidido en que los estudiantes no estén al día.

Publicidad

Educación, en alerta tras evaluación

Ambas docentes creen que se deben replantear nuevos métodos educativos para cubrir esos vacíos tanto en Matemáticas como en Lengua y Literatura.

Mejía sostiene que, por ejemplo, en su plantel han retomado el uso del ábaco, incluso hasta con estudiantes de tercero de bachillerato, para que ellos vuelvan a utilizarlo y así puedan enseñarles como refuerzo a los grados menores. (I)